viernes, 16 de abril de 2010

MONGETES VERMELLES AMB XORIÇO I ALBORONÍA / JUDÍAS ROJAS CON CHORIZO Y ALBORONÍA

El nombre castellano es judía (mongeta o fesol en català i valencià), habichuela en el sur, alubia en el norte o fríjol en América. Pero es la misma legumbre.

Me gusta prepararlas de forma ligera, ya que por sí mismas aportan proteínas de tipo vegetal e hidratos de carbono igual que la carne, por eso, para que resulten más suaves y más digestivas casi siempre suelo mezclarlas con verduras.

Por otro lado, decir que la Alboronía, es la madre de todos los pistos conocidos como la Samfaina catalana, el Ratatouille francés, el Pisto de La Mancha o el Tumbet Mallorquín. La Alboronía, de origen andalusí, es un tradicional sofrito de verduras. En mi casa es un plato habitual por tradición familiar que solemos acompañar con huevo frito o con patatas.

He preparado este plato de judías rojas de Ucero (Soria) con chorizo y Alboronía; en casa nos ha encantado, espero que también os guste a vosotros.


LA RECETA

Ingredientes:
(Para 6 personas)

450 gr. de judías rojas
120 gr. aprox. de chorizo
1 cebolla mediana de Figueres
1 calabacín mediano
1 berenjena mediana
3 pimientos pequeños de colores diferentes, o dos medianos
1 trozo de calabaza de unos 300 gr. aprox.
5 tomates de pera o de rama
2 hojas de laurel
2 dientes de ajos
1 o 2 huesos de jamón ibérico.
Aceite de oliva
Sal

Elaboración:
1.-
Ponemos las judías secas en remojo durante la noche. Se deben dejar unas ocho o diez horas sumergidas en agua. Pasado el tiempo, en el momento de cocerlas, se cambia el agua y se ponen en la olla con agua fría, el laurel y los huesos de jamón. Cuando empiece a hervir le quitamos la espuma de la superficie y dejamos que hierva hasta que estén tiernas, el tiempo varía, éstas necesitaron una hora y media. Durante ese tiempo, se le debe cortar la cocción al menos tres veces, para ello le echaremos un vaso de agua fría cada vez, dejando que hierva nuevamente. Añadimos dos pellizcos de sal cuando ya estén cocidas. Desechamos los huesos de jamón y el laurel, escurrimos y reservamos el caldo de cocer la legumbre. Mientras tanto nos dedicamos a la Alboronía.
2.- Pelamos y troceamos los tomates y los ponemos a freír en una cazuela o sartén con 5 cucharadas soperas de aceite, una cucharadita de sal, otra de azúcar y un poco de pimienta negra molida. Tapamos y dejamos que se haga a fuego lento, entre 20 y 25 minutos.
3.- Pelamos y troceamos la cebolla y la calabaza. Lavamos y troceamos sin pelar, el calabacín y la berenjena. También lavamos, despepitamos y troceamos los pimientos. Reservamos.
4.- En una cazuela amplia ponemos la medida de una tacita y media (de las de café) de aceite de oliva y ponemos a freír a fuego medio-bajo la cebolla y los ajos enteros sin pelar durante unos cinco minutos. A continuación incorporamos el resto de verduras: calabacín, berenjena y pimiento troceado, menos la calabaza que se la pondremos luego porque precisa de menos cocción. Freímos todo a fuego medio-bajo durante unos 12 minutos. A continuación añadimos la calabaza y el chorizo troceado. Rehogamos durante unos cinco o seis minutos y no más, sino las verduras se desharían.
5.- Por último incorporamos a la cazuela el tomate frito y las judías hervidas junto con dos vasos del caldo reservado hasta cubrir los ingredientes. Probamos, rectificamos de sal y pimienta y dejamos a fuego medio que se mezclen los sabores durante unos 10 o 12 minutos más. Apartamos y servimos.

LA FOTO

Aspecto de las judías rojas después de haber estado toda la noche en remojo.

Estos son los restos de una paletilla de jamón ibérico que acabamos hace poco. Pero aprovecho sus huesos para guisar y le digo Adiós con el corazón, mientras lo inmortalizo para el recuerdo con esta foto, porque estaba buenísimo. (risas)


Preparando la olla...


Despúes de una hora y media de cocción, se escurren las judías y se reserva el caldo.



Las verduras.


Los tomates en el escurridor.


Los vegetales se cortan en dados grandes para que no se deshagan.



Tapar la cazuela es opcional, yo la dejo un poco entreabierta para que no se ablanden demasiado los vegetales.


Este es el chorizo de Soria.


Y aquí está la cazuela terminada.


La legumbre tiene un efecto saciante, por eso se puede considerar un plato único. También se puede congelar.


Y por último, el emplatado.

Bon profit!


La Ronda de Boltaña. Mermelada de moras

14 comentarios:

Carlos Dube dijo...

Las judías te han salido enterísimas, ¡qué buena pinta!. Sabes, porque ya nos conoces, que este tipo de guisos nos encanta. Es que nos comeríamos 2-3 platos!. Acompañado de unas gunidillitas, o de una buen ensalada.

¡Plato único por Dios! jejeje.

Y una cosa, con los años uno se da cuenta de que el chorizo siempre es un ingrediente que va perfecto con este tipo de platos.

Un beso.

jantonio dijo...

Son las 10 de la mañana y ya me está entrando hambre con estas fotos tan bonitas.
Me encanta la alboronía aunque no sea tan famosa como la samfaina.
Pedazo de potaje.
Un beso.

Paula dijo...

un plato contundente, para mi desde luego plato único ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Dolorss dijo...

Veo que empiezan a dar sus frutos los souvenirs de Soria... y que frutos.
Petons

BuenasMigas. dijo...

Carlos.Como se me pudo olvidar a mi fotografiar la guindilla, ojú, con lo que nos gustan.
Y repetimos plato , vaya si repetimos!!
A nosotros también nos encantan.
Un abrazo.


j.antonio. Gracias. La alboronía es la samfaina andaluza que tu como buen andaluz conocerás. Mi abuela la hacía con garbanzos y con más calabaza y le quedaba un potajito la mar de güeno.
Me alegro que te haya gustado. Un abrazo.


Paula. Pues hechas así, con las verduras, no resultan tan, tan, contundente, no creas, pero como las judías aportan mucha proteína e hidratos de carbono son ideales como plato único acompañándolas con una buena ensalada.
Gracias Paula. Un beso.


Dolorss. jajaja.... Gràcies, maca!!! Un petó.

Xavier dijo...

No havia vist mai aquests fesols vermells! Nosaltres per ací pel sud li diem 'fesols' a les vostres mongetes. La pinta que fa és exceŀlent!

BuenasMigas. dijo...

Hola Xavier. Jo tampoc utilitzo habitualment aquest tipus de mongetes o fesols, perquè les que tenim per aqui més a mà són les mongetes de Santa Pau o del Ganxet. Aquestes mongetes vermelles de Soria, són molt mantegoses i saboroses, la comparació es fa difícil, són molt diferents.

Una abraçada.

El Oteador de los Mercados dijo...

Sólo las imagenes ya alimentan (y casi se huelen). Me encantan los platos de cuchara como el que presentas.

BuenasMigas. dijo...

Oteador. A mi me encanta hacerlo, comerlo y por supuesto también me encanta que os guste a vosotros.

Un saludo.

Begoña dijo...

Un plato redondo. Yo había cerrado ya la época de las legumbres porque por aquí ya hace calor, pero.... entre tu y Carlos Dube me vais a hacer caer otra vez.
Qué maravilla!!! Una mezcla de ingredientes perfecta.
Un saludo, Begoña

ana dijo...

Hola Anna!! que cuchareteo, me gusta mucho!! este plato te pone a 100!!!está lleno de energía!!Bravo por tus fotos porque está que lo imprimes y te lo comes...!!jejejeje!!

Besos

carmen rico dijo...

Hola Anna, que preparación mas original con esa versión de pisto -alboronía- y que gracias a ti me acabo de enterar.
Un paso a paso fantástico, vamos que me muero de la envidia...
Un beso y felicidades

ELS PEIXOS dijo...

Noia ...això és per la dieta...eh????
Molt bo.

BuenasMigas. dijo...

Begoña,
Ana,
Carmen,
Els Peixos,

Me encantan vuestros comentarios. Mil gracias y besos para todas.

Dolors, també pot ser un plat per a la dieta, amb moderació i per què no!. Solament ens engreixa l'excés. Petonets, reina.