domingo, 28 de marzo de 2010

ESCALIVADA (II)

La escalivada es un plato tradicional de la cocina catalana. Escalivada viene del verbo escalivar; en catalán quiere decir asar al rescoldo.

Plato clásico y fácil de elaborar. Está presente en todas las mesas de Cataluña y es algo tan ‘tan’ bueno, que debería considerarse una de las séptimas maravillas del mundo.


LA RECETA

Ingredientes:

3 pimientos
2 berenjenas
1 cebolla de Figueres
1 cabeza de ajos
Aceite de oliva
Sal

Elaboración:

1.- Lavamos los pimientos y las berenjenas.
2.- Colocamos los pimientos, berenjenas, cebolla y cabeza de ajos en una placa de horno. Todos los elementos enteros, haciendo una incisión en las berenjenas para que se hagan por dentro y para que no se revienten.
3.- Horneamos entre 180 y 200º con calor arriba y abajo, entre 50 y 60 minutos.
4.- Dejamos enfriar, quitamos la piel a todo, troceamos y aliñamos con aceite (1 tacita pequeña) y un pellizco de sal.

La foto


Los ingredientes.

Después de una hora en el horno, queda así…

Se le quita la piel, se corta en tiras…

…y se aliña con aceite y sal.

En el plato…

… o sobre una tostada de pan de payés…

… acompañada de butifarra del perol, fuet y aceitunas arbequinas…

…es de las cosas más buenas que hay en este mundo.

Mi primera receta en el blog fue también una escalivada, pero presentada con queso de cabra, anchoas, gulas… aunque ésta es un poco diferente, puede decirse que repito receta. Casi todas las semanas la hago, por eso he aprovechado para hacerle un nuevo reportaje...


Bon profit!


Els Pets. Bon Día.

domingo, 21 de marzo de 2010

ALBERGÍNIES GLÒRIA / BERENJENAS GLÒRIA

ARBRE DE FOC es el nombre del blog que magníficamente conduce Glòria. Hace poco, ella proponía en éste una receta de un chef de Venecia; los ingredientes me encantaron, por eso en cuanto vi la receta pensé que no tardaría en hacerla. Y aquí está mi interpretación; es algo diferente a la original, por eso le llamo ‘albergínies Glòria’. Son deliciosas, os recomiendo que no tardéis en hacerlas.


LA RECETA

Ingredientes:
(Para 4 personas)

2 berenjenas medianas
Queso parmesano o manchego seco para espolvorear
Un poco de harina para el rebozado
Papel absorbente de cocina

Para la pasta de huevo y queso:
320 gr. aprox. de queso, repartido entre una bola mozarella, ‘mató’/requesón y manchego.
2 huevos
1 pizca de nuez moscada rallada
1 pizca de pimienta

Para la salsa de tomate:
3 o 4 tomates en rama
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
1 pizca de pimienta
6 cucharadas soperas de aceite de oliva

Para el pesto de albahaca:
Un manojo de albahaca (hoja y tallo) 40-50 gr. aprox.
70 gr. aproximadamente de queso parmesano
250 ml. de aceite de oliva (o la medida de 1 vaso de los de agua)
3 cucharadas soperas de piñones
4 nueces
1 diente de ajo
1 cucharadita de sal
1 pizca de pimienta molida
(Necesitaremos poco pesto para esta receta; el sobrante lo podemos utilizar para unos espaguetis, por ejemplo)


Elaboración:


Las berenjenas...

…protagonistas.


Hacemos una salsa de tomate...

Pelamos y troceamos los tomates y los freímos en una cazuela junto con el resto de ingredientes que pongo para la salsa de tomate. Mantenemos 15 o 20 minutos a fuego medio-bajo.

Rallamos los quesos...

…y los mezclamos junto con el resto de ingredientes que indico arriba para la pasta de queso y huevos.

Preparamos los elementos para hacer la salsa pesto…

…y los trituramos.

Me gusta que la textura de la salsa pesto sea granulada, para ello no hay que triturarlo demasiado.

Cortamos las berenjenas a 1 cm. aprox. de grosor y las espolvoreamos con sal para que suden. 20 minutos.

Después las ponemos bajo el agua del grifo, las escurrimos y las secamos con papel de cocina.

Pasamos las berenjenas ligeramente por harina…

…las freímos en aceite…

… y las ponemos encima de papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.

Engrasamos ligeramente una placa de horno. Colocamos 3 rodajas de berenjenas que se toquen entre si. Encima de cada porción ponemos una cucharada sopera de pasta de queso, después, una cucharada sopera de tomate frito, algunas tiras de albahaca troceada…

…colocamos, por último una porción de berenjena en medio, y espolvoreamos con queso parmesano. Con el horno previamente recalentado, horneamos de 8 a 10 minutos a 200º

...y servimos.

Regamos con la salsa pesto…
...y degustamos.

Mmmm... saben a gloria.


Bon profit!


ASTOR PIAZZOLLA. Libertango.


jueves, 18 de marzo de 2010

MEL I MATÓ AMB CODONYAT / REQUESÓN CON MIEL Y MEMBRILLO

El ‘mató’ es un queso fresco producido de manera artesanal, muy típico de las tierras catalanas. Su origen es medieval. En un principio se elaboraba básicamente con leche de cabra u oveja, pero actualmente se hace con leche de vaca por ser la más abundante. 'Mel i mató' es un postre tradicional a base de queso fresco acompañado de frutos secos y miel.

Este es un ‘mel i mató’ presentado a la manera clásica; fue una de las primeras recetas que mostré en el blog:


Esta vez presento el mismo postre pero entre láminas de membrillo regadas de miel. En casa nos encanta esta variante.

LA RECETA

Ingredientes:
Membrillo
Mató artesano (requesón o ricotta)
Frutos secos diversos como uvas pasas, piñones y nueces
Miel de pueblo o de herboristería
Ramita de romero para aromatizar la miel (puede sustituirse por piel de naranja, corteza de canela o clavo de especia)

Elaboración:
1.-
En un cazo ponemos a calentar la miel rebajada con un poco de agua; la proporción sería: por cada cucharada colmada de miel, una de agua. Añadimos el romero y cuando empieza a hervir apartamos del fuego y dejamos infusionar unas horas, para que nos coja el gusto a romero.
2.- En un cuenco ponemos el queso, lo chafamos con un tenedor y le añadimos los frutos secos: piñones, uvas pasas y nueces, éstas troceadas.
3.- Cortamos en láminas el membrillo y montamos los lingotes de esta manera: Una base de membrillo, encima colocamos la mezcla de queso con los frutos secos (mejor apretar la mezcla con las manos para que tome consistencia y evitar que se desmonte, en este momento, y antes de cubrir con la otra lámina, podéis poner una cucharada de miel sobre el queso, los que seáis muy golosos) tapamos otra vez con membrillo, repetimos de nuevo con el queso y acabamos con otra lámina de membrillo. Esparcimos unos cuantos frutos secos y regamos el conjunto con la miel de romero.


LA FOTO


Del membrillo y del queso.

De los frutos secos.

De la miel y el romero.

De las láminas de membrillo.

Del relleno.

Del montaje.


De la miel infusionada.

Secuencias del acabado...


Basado en un postre tradicional; es sencillo pero sobrio.


Natural y simple; a veces lo más grande está en lo más pequeño.


Bon profit!


Verdi. La Traviata.

miércoles, 17 de marzo de 2010

LLUÇ AMB VINAGRETA / MERLUZA CON VINAGRETA


Este plato de merluza al horno es fácil de elaborar. La mezcla de sabores con esta vinagreta me encanta, me parece deliciosa…


LA RECETA


Ingredientes:
(Para 4 personas)
4 lomos de merluza de buen tamaño
1 limón
1 chorro de cava, o vino blanco
Sal y pimienta

Para la vinagreta:
½ pimiento rojiverde, de esos que son de dos colores y de tamaño pequeño-mediano
5 tomates cereza tipo cherry
2 cucharaditas de alcaparras en vinagre
1 trozo de cebolla dulce, tipo chalota o de Figueres
1 vaso escaso de aceite de oliva
¼ de vaso de vinagre balsámico
Sal y pimienta

Elaboración:
1.- Secamos con papel de cocina los lomos de merluza. Yo no suelo lavar el pescado cuando es fresquísimo, como éste, pero si tenéis costumbre hacerlo.
2.- Ponemos los trozos de merluza en una placa de horno. Le echamos la piel de limón rallada, el zumo de éste, un chorrito de cava, aceite de oliva, sal y pimienta. Programamos 15 o 20 minutos de horno a 200º aprox.
3.-Lavamos los pimientos y los tomates y los cortamos a dados pequeños. Pelamos y troceamos también la cebolla. Reservamos.
4.- Para preparar la vinagreta, ponemos en un cuenco un pellizco de sal, un poco de pimienta y el vinagre, seguidamente vamos añadiendo el aceite mientras batimos con el tenedor o con unas barillas de cocina. A continuación añadimos los daditos de pimiento, tomate y cebolla; también las alcaparras y mezclamos todo.
5.- Emplatamos y servimos con la vinagreta.

LA FOTO

Vinagreta a base de pimiento, tomate, cebolla, alcaparras...

Lomos de merluza recién hechos, con limón, aceite y cava.


El emplatado.


Plato sencillo y ligero, a modo de avance de primavera :o)

Bon profit!


Cançao do Mar, por Dulce Pontes.

domingo, 14 de marzo de 2010

COCA DE SARDINES / COCA DE SARDINAS

Esta receta admite muchas variantes. Puede hacerse sólo con tomates y/o con pimientos del piquillo o morrones, con escalibada y también con samfaina. La base de la coca también se puede variar; con pasta brisa, hojaldre, masa de pan o pizza, etc. Incluso se puede simplificar muchísimo utilizando una base de pan de payés tostado, colocando encima unos pimientos del piquillo, unas aceitunas y unas sardinillas de lata. La coca de sardinas es deliciosa de todas las maneras. En este caso, por hacerla un poco diferente, le he puesto unos piñones, he marinado las sardinas con aceite, limón y perejil... Y aquí está…

LA RECETA

Ingredientes:

Para la fritada de pimientos:
3 pimientos medianos (750 gr. aprox.)
1 cebolla grande
Un puñado de piñones
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Para la salsa de tomate:
800 gr. aprox. de tomates rojos y maduros pero firmes.
1 rama de tomillo
1 hoja de laurel
1 tacita (de las de café) de aceite de oliva
1 cucharadita (postre) de sal
1 cucharadita (postre) de azúcar

Para el marinado:
6-8 sardinas de buen tamaño
1 limón zumo y corteza cortada a tiras o rallada
Aceite de oliva suficiente para cubrir las sardinas
1 rama de perejil troceado
Sal y pimienta

Para la pasta brisa:
300 gr. de harina
150 gr. de mantequilla
2 huevos
1 cucharadita de sal

Elaboración:
1.-
Marinamos las sardinas durante toda la noche. Las pondremos en un recipiente una vez limpias de escamas, cabeza, tripas y espinas (decid en la pescadería que os lo hagan), le quitamos minuciosamente todas las espinas que le veamos por los laterales, las cortamos en dos, las secamos bien con papel de cocina, le echamos por encima los ingredientes del marinado (Aceite, zumo de limón, corteza, perejil, pellizco de sal y pimienta) tapamos con papel transparente de cocina y guardamos en la nevera toda la noche.
2.- Preparamos la pasta brisa. Mezclamos la harina con la mantequilla apretando con los dedos, pero sin amasar. Nos quedará como arenosa, entonces añadimos los huevos y la sal. Mezclamos todos los ingredientes hasta integrarlos del todo, pero procurando no marear demasiado la mezcla. Envolvemos la masa en un film transparente de cocina y la dejamos reposar mientras preparamos el resto.
3.- Nos metemos con la salsa de tomate; para ello lavamos, pelamos, troceamos los tomates y los ponemos en una cazuela junto con el resto de ingredientes de la salsa. Y lo mantenemos a fuego medio-bajo, entre 20 y 25 minutos.
4.- Pelamos y cortamos la cebolla. Lavamos los pimientos, los descorazonamos y también los troceamos. En una cazuela amplia, ponemos una tacita (de las de café) de aceite de oliva, a continuación le echamos la cebolla y dejamos que se fría cinco minutos, entonces añadimos los pimientos y los dejamos unos 15 minutos aprox. o hasta que veamos que están tiernos. Salpimentamos y apartamos.
5.- Extendemos la pasta brisa con el rodillo y la colocamos en una placa de horno. Encendemos ya el horno, mientras preparamos el resto. Pinchamos la masa con un tenedor y la horneamos sola, sin el relleno, hasta que la veamos un poco tostada; más o menos 15 o 20 minutos aproximadamente, a horno medio, 180º
6.- Tostamos ligeramente los piñones en una sartén sin aceite. Reservamos.
7.- Sobre la pasta brisa ya horneada, extendemos el tomate frito; seguido, encima de éste, ponemos los pimientos, los piñones y las sardinas marinadas bien distribuidas.
8.- Calentamos 5 o 10 minutos en el horno y servimos.

LA FOTO:

Un plano de los tomates...
Los pimientos...

La cazuela...


El tomate, tomillo y laurel, en la cazuela...


Preparando la pasta brisa...


La masa...




Aquí tostando piñones.


Tomate frito para la base...



Las sardinas marinadas en aceite, perejil y limón.


Y el acabado.


Cortando una porción...


y en el plato.


Bon profit!



.