lunes, 31 de enero de 2011

HABAS AL ESTILO DE MI MADRE

Las habas que prepara mi madre son sencillas, pero tienen el sabor de lo bueno y auténtico. Como siempre suele ocurrir, en las recetas familiares van implícitos los sentimientos, quizá por eso cuesta definir el plato, así que será mejor que lo juzguéis vosotros mismos por las fotos. Una imagen siempre vale más que mil palabras.

LA RECETA

Ingredientes para 3 personas: Un kilo y medio de habas frescas en sus vainas o 400 gr. desgranadas / 12 almendras tipo Marcona / 3 huevos / 1 hoja de laurel / 2 cucharaditas (postre) de pimentón de la Vera / 100 gr. de jamón serrano cortado a tiras / 2 cucharadas soperas de vinagre de Jerez / aceite de oliva / sal y pimienta // Picada: 3 dientes de ajos / 3 rebanaditas de pan de barra estrecha / una pizca de cominos // Opcional una ramita de menta.

Elaboración:
1.-
Primeramente desgranamos las habas.
2.- En una cazuela con 8 cucharadas soperas de aceite freímos los ingredientes de la picada: pan, almendras y ajos, durante 2 o 3 minutos o hasta que todo esté dorado. A continuación lo majamos en el mortero junto con media cucharadita de cominos. Desleímos la picada con un poco de agua o vino y reservamos.
3.- En el mismo aceite de freír lo anterior echaremos las 2 cucharaditas de pimentón, con la cazuela fuera del fuego para evitar que éste se queme. Acto seguido añadiremos el vinagre, las habas, la hoja de laurel y el jamón. Lo rehogaremos a fuego medio 3 o 4 minutos y le añadiremos la picada, la ramita de menta y los 2 vasos de agua - aprox.- hasta cubrir escasamente las habas. Llevamos a ebullición y procuraremos que la cazuela tenga un hervor lento pero constante durante todo el tiempo que precise la cocción (éstas estuvieron listas en 25 minutos, puede que tarden un poco más, o quizá menos, todo dependerá de lo tiernas que sean).
4.- En el último momento se cuajan los huevos. Los echaremos sobre las habas hasta que se cuajen al punto que queramos.

Variantes: Mi madre también le suele añadir a las habas un manojo de espárragos trigueros cuando es temporada. A veces sustituye el jamón por chorizo o panceta fresca de cerdo. Y también le pone morcilla, en este caso ya sabéis que hay que cocerla entera para que no se deshaga o trocearla e incorporarla en el último momento, al mismo tiempo que los huevos.

La Recapituación:

Un kilo y medio de habas se convierten en 400 gramos fuera de la vaina.

Desgranarlas es algo entretenido, pero es un trabajo que vale la pena.

Preparamos el 'majao' Se doran en aceite los ingredientes de la picada...

... los ajos con las almendras...

las rebanadas de pan...

y se maja todo en el mortero junto con unos cominos.

Por otro lado, se mezcla en el aceitede la cazuela, el pimentón de la Vera y el vinagre. Es mejor hacer esta operación fuera del fuego, ya sabéis que el pimentón amargará si se quema.

Se incorporan las habas, el jamón y la picada y se rehoga todo brevemente.

Se cubre escasamente de agua... se pone la ramita de menta, -aunque yo la olvidé-, se salpimenta...

... y se deja que el líquido reduzca hasta que las habas estén hechas, agregando un poco más de agua en caso de que no fueran demasiado tiernas y la cocción se alargara.

En el último momento se cuajan los huevos...


... y se sirve bien caliente.




Imprescindible el pan, para hacer 'exactamente' lo que véis a continuación. ¡Ay que buenas están las habas de mi madre! :o)

¡Que aproveche!

..ooOOoo..

(Sonando: Vicente Amigo - Tres notas para decir te quiero)

domingo, 30 de enero de 2011

FAVES / HABAS

Nunca compro habas congeladas, por eso espero con ansia las primeras habitas frescas de la temporada. Y aquí están:

En la Edad Media solamente se empleaban para alimentar a los animales. También solían tomarlas las clases bajas, de ahí la expresión ‘no vale un haba’. Poco a poco su consumo se fue generalizando y ahora se trata de una de las legumbres más cultivadas y consumidas de nuestro territorio.

Los griegos utilizaban las habas, no solamente para la alimentación, sino también para hacer sus votaciones en el senado.

Las habas son una legumbre muy rica en minerales y vitaminas, lo que la hace muy beneficiosa para nuestra la salud.



Encontramos habas frescas de Enero a Junio.

Recordar algunas recetas de mi blog:

Habas a la catalana (Ver enlace aquí)



Habas con berberechos (Ver enlace aquí)



Bacalao con habitas, guisantes, pasas, piñones y setas (Ver enlace aquí)


No os perdáis la próxima receta...




Ketama y Manzanita - Verde que te quiero verde (Romance sonámbulo de García Lorca)

lunes, 24 de enero de 2011

CASSOLA DE BOTIFARRES AL CAVA AMB FRUITA SECA / CAZUELA DE BUTIFARRAS AL CAVA CON FRUTOS SECOS

LA RECETA

Ingredientes para 6 cazuelitas: 600 gr. de butifarra fresca / 2 cebollas grandes / 2 vasos de cava / 2 cucharadas soperas de piñones / 1 puñado de uvas pasas / 8 ciruelas pasas / 8 albaricoques secos / Aceite de oliva / Sal y pimienta.

Elaboración:
1.-
Cortaremos las butifarras en trozos de 3 o 4 cm. más o menos.
2.- En una cazuela con 4 0 6 cucharadas de aceite, las doraremos y las reservaremos.
3.- En el mismo aceite que nos ha servido para dorar las butifarras o añadiéndole un poco más si fuese necesario, sofreíremos las cebollas troceadas a fuego lento hasta que estén transparentes (20 o 25 minutos).
4.- A continuación añadiremos las butifarras, todos los frutos secos y el cava. Salpimentaremos y dejaremos que el cava reduzca más de la mitad durante unos 10 o 15 minutos, procurando que no quede caldoso ni tampoco seco del todo.

La recapitulación:

Aquí está la butifarra fresca.

Se corta en trozos...

Se ponen en una cazuela con un poco de aceite y se doran.


La cebolla la corté gruesa, pero también se puede cortar a medias lunas o como se prefiera.

En el mismo aceite donde se han dorado las butifarras, se fríe la cebolla, más bien ‘pochada’ que frita.

Aquí están los frutos secos: Ciruelas pasas, uvas pasas, piñones y albaricoques secos (orejones)

Seguidamente se une a la cazuela las butifarras y los frutos secos (los albaricoques me parecieron demasiado grandes y los corté por la mitad)

Se remueve un minuto...

Y se le echa el cava.


Después de haber reducido un poco, la cazuela queda así...

En la mesa...


Bon Profit!







Jarabe De Palo - Me Gusta Como Eres

jueves, 20 de enero de 2011

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE BACALAO Y JUDÍAS

En la cocina nada, o casi nada, se debe tirar, porque todo es comida y como tal hay que aprovecharla. Hoy muestro como he 'reciclado' medio bote de judías blancas que sobró de haber hecho anteriormente unas butifarras con judías. También he añadido otro sobrante de bacalao de un empedrat y le he sumado un manojo de ajos tiernos que he comprado. Con ello he rellenado unos pimientos del piquillo y los he acompañado de una salsita al estilo de mi madre, hecha con 4 tomates, un pimiento morrón y unos cominos. Por lo que tengo que decir que el conjunto quedó más que bueno.

LA RECETA

Ingredientes para 4 personas: 1 bote de 400 gr. de pimientos del piquillo / Relleno: 250 gr. de bacalao desalado / 250 gr. de judías blancas cocidas / 1 manojo de ajos tiernos // Bechamel: 250 ml de leche o la medida de 1 vaso / 1 cucharada sopera de harina / 1 cucharada sopera de mantequilla / Sal y pimienta // Salsa: 4 tomates de rama o de pera / 1 pimiento morrón / ½ vaso de vino o caldo / 8 cucharadas soperas de aceite de oliva / sal y pimienta // Picada: 2 dientes de ajos / 2 o 3 ramitas de perejil / ½ cucharadita de cominos / sal y pimienta.

Elaboración:
1.-
Primeramente limpiaremos y trocearemos los ajos tiernos.
2.- Lavaremos bajo el agua del grifo las judías cocidas para quitarles el conservante del envase y las escurriremos. Seguidamente las chafaremos con un tenedor hasta reducirlas a puré.
3.- Para hacer la bechamel rehogaremos la harina a fuego lento durante un minuto o dos junto con la mantequilla. Añadiremos la leche templada y removeremos sin parar durante unos 8 minutos aprox. o hasta que espese. Salpimentamos y reservamos.
4.- En una cazuela con 6 o 7 cucharadas soperas de aceite de oliva pondremos el bacalao desgajado junto con los ajos tiernos y rehogaremos unos minutos hasta que veamos que los ajos están ligeramente dorados. A continuación agregaremos las judías chafadas, removeremos un par de minutos y añadiremos 4 cucharadas soperas bien colmadas de bechamel. Mezclaremos hasta obtener una masa densa y homogénea, la dejaremos enfriar un poco y rellenaremos los pimientos del piquillo con la mezcla de bacalao.
5.- En un mortero majaremos los ingredientes de la picada y después freiremos el ‘majao’ en una sartén con una cucharada de aceite; con ello potenciaremos el sabor de las especias y evitaremos que los ajos repitan. Reservar.
6.- Para la salsa, pondremos en una cazuela 8 cucharadas soperas de aceite y sofreiremos los tomates rallados junto con el pimiento morrón troceado y la picada anterior. Añadiremos sal y pimienta y dejaremos que el conjunto se cueza a fuego medio-bajo durante unos 10 o 12 minutos. Añadiremos medio vaso de vino o caldo, le daremos un hervor de un par de minutos más y agregaremos los pimientos del piquillo rellenos. Dejaremos unos minutos a fuego lento para mezclar sabores y serviremos.

La Recapitulación:

Necesitaremos unos tomates, un manojo de ajos tiernos, un pimiento morrón, un poco de comino...


También precisaremos un bote grande de pimientos del piquillo, 250 gr. de bacalao desalado y unas judías blancas en la misma proporción que el bacalao.


Se cortan las raíces y la parte más verde de los ajos tiernos, también se le quita la primera lámina que los recubre...


Troceando...


En una cazuela con un poco de aceite se rehogan durante unos minutos los ajos tiernos junto con el bacalao.


Tiene que quedar con este aspecto.


Las judías blancas (pueden ser 'pintas' u otra variedad) se chafan con un tenedor.



Por otro lado se hace una bechamel para ligar el relleno de bacalao y judías.



Unido a lo anterior obtendremos esta mezcla homogénea y densa.



Se rallan unos tomates para la salsa. O si lo preferís, se pueden pelar o escaldar.



Y también se trocea un pimiento morrón.



Estos son los ingredientes de la picada: ½ cucharadita de comino, 2 dientes de ajos, sal y pimienta.




Los tomates, el pimiento morrón y la picada se sofríen a fuego lento durante unos 12 o 15 minutos aprox.



Mientras tanto se rellenan los pimientos.



Procuraremos comprarlos de un tamaño mediano o grande y de calidad, de ésta manera su carne tendrá más consistencia y menor riesgo de que se rompa al rellenarlos.



Con las cantidades indicadas de bacalao, judías, ajos tiernos y bechamel... dan para rellenar exactamente 12 pimientos del piquillo medianos.



Se colocan unos minutos en la cazuela para mezclar los sabores junto con la salsa de tomate y se sirven.



Se pueden preparar con antelación y también congelar. Estas son las secuencias del plato:





Bon Profit!




Keane - Somewhere Only We Know





Con éste plato participo en el concurso de recetas de 'aprovechamiento' que organiza Laura del blog 'Sano y de Rechupete' desde Las Palmas. Es un blog que he descubierto hace muy poco y que me parece exquisito: http://laube-sanoyderechupete.blogspot.com/

.