martes, 27 de septiembre de 2011

Bomba de espinacas de Andrea


Nada me satisface más que tener seguidoras y seguidores jovencísimos que  se animan a hacer mis recetas. Solo por eso ya me ha valido la pena la experiencia de tener un blog. Y llega el día en que los papeles se invierten y soy yo la que me pongo a cocinar una receta de Andrea, una de mis más fieles seguidoras. Andrea  se ha lanzado con su propio blog  recién estrenado , que hoy tengo el  gusto de presentar aquí:  'La Cuina de la Tieta'  Mi consejo es que no lo perdáis de vista porque promete. 

Me encantan los blogs de cocina que están surgiendo últimamente. ya nos podemos preparar los más viejunos  porque  las 'generaciones más jóvenes'  llegan pisando fuerte.  La blogosfera se está llenando de aire fresco,  de flores,  de nuevas estrellas...

No tardéis en  probar las  bombas de espinacas de Andrea, os van a encantar. 

LA RECETA


Ingredientes para 4 bombas grandes o 6 pequeñas:  ½ kg. de patatas o 3 medianas / 100 gr. de espinacas frescas o un manojo / 150 gr. de champiñones, 8 unid. aprox. / 100 gr. de beicon cortado en tiritas / 1 huevo / 100 gr. de pan rallado / aceite de oliva / sal y pimienta.

Elaboración:
1.- En una olla pondremos las patatas enteras a hervir durante 20 o 30 minutos. Cuando veamos que la piel se abre ligeramente  estarán hechas, otra manera de comprobarlo es si al pincharlas con un cuchillo éste se desprende fácilmente.
2.- Mientras tanto  echamos el beicon en una sartén sin aceite y lo rehogamos, seguidamente añadimos un chorrito de aceite y los champiñones laminados, dejamos que se hagan durante varios minutos hasta que tomen un poco de color y cuando ya casi esté ponemos las espinacas frescas, salpimentamos y las dejamos 3 minutos.
3.- Escurrimos las  patatas, las pelamos, las salpimentamos y las chafamos con un tenedor hasta que quede como un puré.
4.- Cogemos la masa que hemos hecho con la patata, hacemos una especie de cuenquito en nuestra mano y  añadimos el relleno de espinacas. Hacemos unas bolas, la pasamos por huevo batido y pan rallado y las  freímos en abundante aceite hasta que estén doraditas. Las apartamos,  las ponemos en papel  de cocina  para que absorba el exceso de aceite y las emplatamos. 

La Recapitulación:

Mientras ponemos a hervir las patatas nos dedicamos a limpiar y laminar los champiñones...




y empezamos rehogando el beicon en una sartén.



Aquí están las hojas de espinacas frescas...




Añadimos un poco más de aceite a la sartén,  incorporamos los champiñones  los dejamos unos minutos hasta que tomen color y añadimos dos o tres puñados de espinacas. Veréis que al principio las espinacas parecen voluminosas pero  enseguida quedarán reducidas. 





Escurrimos,  pelamos y chafamos las patatas con un tenedor o un pasapurés (las he hervido con la piel, pero también  se pueden hervir  peladas y troceadas, en ese caso precisarán menos tiempo)




Y hacemos las bolas así... Salen 4 grandes o 6 - 7  pequeñas.




las pasamos por huevo batido y pan rallado...



y las freímos en una sartén con aceite.




Estas bombas son mucho más ligeras que las de carne. Deliciosas. Os van a sorprender.




Bon Profit!

Receta de Andrea del Blog 'La Cuina de la Tieta'

..ooOOoo..

(Sonando: Emilie Simon - Flowers)

miércoles, 21 de septiembre de 2011

HELADO CASERO DE CARAMELO, SIN HELADERA


No es imprescindible tener una heladera para disfrutar de un buen helado casero, digan lo que digan los fabricantes de utensilios de cocina. Es verdad que los aparatos en general agilizan el trabajo  pero no son lo más importante. La clave a mi entender, está  en la base que  pongamos a las elaboraciones.  Confieso que no soy de hacer muchos helados,  pero  de todos los que he probado en casa y fuera de casa, éste es el que más me gusta, con diferencia. 

Os voy a regalar un caramelo...

LA RECETA

Ingredientes: 8 cucharadas soperas de azúcar / 1 taza y media de leche entera / 1 taza de nata líquida o crema de leche / 4 yemas de huevo // Para decorar (opcional)  magdalena integral, cerezas, reducción balsámica o chocolate líquido.

Elaboración:
1.- Caramelizaremos el azúcar en un cazo y cuando empiece a tomar un color rubio intenso pero antes de que oscurezca demasiado, añadiremos la mezcla de nata y leche. Mezclaremos muy bien hasta integrar del todo el caramelo y deberemos procurar que la leche esté caliente pero que no hierva durante el proceso.
2.- Separaremos las yemas de las claras. Batiremos enérgicamente las yemas hasta que aumente ligeramente su tamaño y las añadiremos poco a poco a la mezcla anterior sin parar de remover y teniendo muy en cuenta que la leche debe estar caliente pero sobre todo no  hirviendo para que los huevos no se cuajen.
3.- Una vez lista la mezcla, reservaremos. Dejaremos que se temple y la pondremos en el congelador durante una hora primeramente, pasado el tiempo removeremos enérgicamente con unas barillas o batidor eléctrico para romper bien  todos los cristales de hielo. Repetiremos la operación cada 30-40 minutos, cuatro veces más y en 6 horas de congelación aproximadamente el helado estará listo.

La Recapitulación:

El secreto de este helado está en hacer un buen caramelo que es lo que le va a dar el sabor tan  peculiar. Tiene que tener un aspecto rubio intenso pero sin llegar a marrón oscuro ya que en ese caso alteraría el gusto. Después se vierte la leche y la nata... sin dejar de remover...



Seguidamente se baten las yemas de huevo enérgicamente y se vierte a la mezcla, que debe estar caliente pero no hirviendo, insisto.



Se pasa a un recipiente...



... se pone en el congelador y se va removiendo cada 30-40 minutos  repetidas veces para evitar que cristalice (os aconsejo utilizar el 'avisador' del móvil por ejemplo o el despertador,  no debéis fiaros de la memoria :o) 



Los helados caseros se mantienen perfectamente en el congelador al menos tres meses, aunque con el tiempo van perdiendo textura y sabor por eso siempre es mejor consumirlos cuanto antes. Si los pasos se han seguido correctamente, se tiene que poder manipular fácilmente, si al sacarlo del congelador estuviera demasiado sólido bastará con  dejarlo cinco 5 minutos a temperatura ambiente antes de servirlo. Si queréis que la textura quede más mantecosa es cuestión de añadirle más grasa, en este caso una o dos yemas de huevo más o sustituir la leche por nata. Podéis ponerle un chorro de vodka, o utilizar licores como kirsch o cointreau...  el  alcohol también ablanda los helados...



Un par de magdalenas integrales y unas cerezas es una buena opción para decorar... Ahora no es el tiempo de las cerezas, éstas deben venir de fuera,  compré unas cuantas de capricho... eran tan bonitas...



Y se presentan las bolas de helado de dos maneras... unas en copa solamente con la fruta y un poco de reducción balsámica...



y otras acompañadas de magdalena u otro tipo de bizcocho.... para los más golosos.




Bon Profit!

..ooOOoo..

(Sonando: Pereza - Caramelo)

lunes, 19 de septiembre de 2011

COLIFLOR CON FRITADA DE CEBOLLA, CHAMPIÑONES Y BUTIFARRA


LA RECETA:

Ingredientes para 4 personas: 800 gr. de coliflor / 1 cebolla / 300 gr. de champiñones / ½ pimiento / 80 gr. de jamón cortado a tiras  / 300 gr. de butifarra fresca  / 2 zanahorias / aceite de oliva / sal y pimienta // Vinagreta simple: 3 partes de aceite por 1 de vinagre / sal y pimienta.

Elaboración:
1.- Cortaremos el tronco de la coliflor y separaremos los ramilletes, los lavaremos y los escurriremos.
2.- En una olla pondremos a hervir los ramilletes de coliflor unos 20 minutos o hasta que estén tiernos. Y los escurriremos.
3.- Pelaremos y cortaremos la cebolla a medias lunas. Cortaremos la base de tierra de los champiñones, los lavaremos y los escurriremos. Despepitaremos el pimiento y también lo trocearemos. Pelaremos y laminaremos las zanahorias. Reservaremos todo.
4.- Pondremos la cebolla y el pimiento en una cazuela con ½ tacita de aceite y lo mantendremos unos 8 minutos aprox. a fuego moderado. Después añadiremos los champiñones laminados junto con el jamón, salpimentaremos  y rehogaremos el conjunto durante unos 8 o 10 minutos. 
5.- En una sartén o plancha con un poco de aceite doraremos las butifarras y las trocearemos.
6.- En otra sartén pondremos unas gotas de aceite y pasaremos las cintas de zanahorias  un minuto escaso.
7.- En una fuente amplia mezclaremos la coliflor, las butifarras y la fritada de cebolla y champiñones. Decoraremos con las cintas de zanahoria y aliñaremos con la vinagreta. 

La Recapitulación:

Normalmente suelo cocinar más la coliflor blanca y también la verde, el gusto es muy similar. Esta vez la he comprado morada, menos vista quizá pero igualmente deliciosa.



Se desprenden los ramilletes...



Se hierven y se escurren. Para evitar el olor característico se le suele poner un chorrito de leche en el agua de cocción. Cuando tengo apio en la nevera  le suelo poner una ramita pequeña y es bastante eficaz también.




Se le corta la base de tierra a los champiñones y se laminan.




Las cintas de zanahorias para decorar...




Se empieza rehogando la cebolla y el pimiento. A continuación se añaden los champiñones y el jamón.




Mientras tanto se hacen las butifarras a la plancha...  éstas se pueden sustituir por salchichas o frankfurt, es otra opción...



Se pasan brevemente  las cintas de zanahorias por la sartén...  para decorar al final.



Se pone el conjunto en una fuente amplia y se sirve con un cuenco de vinagreta en la mesa.


Bon Profit!

..ooOOoo..

(Sonando Sara Bereilles - Love Song)

viernes, 16 de septiembre de 2011

ENSALADA TEMPLADA DE VIEIRAS, HIGOS Y FRAMBUESAS CON VINAGRETA DE MANGO



Hoy os propongo una ensalada llena de contrastes. Lleva vieiras, higos, frambuesas... y vinagreta de mango. Todo un homenaje para los sentidos.

LA RECETA

Ingredientes aprox. por persona:   3 o 4 vieiras, según tamaño / 40 gr. aprox.  de hojas diversas de lechuga, canónigos, etc. / 1 o 2 higos ‘coll de dama’ troceados /  ½ mango al punto de maduración troceado  / 8 frambuesas u otra frutilla roja (fresas, moras, etc. ) // Vinagreta: ½ mango pequeño maduro  (80 gr. aprox.)  / ½ vaso de aceite de oliva suave o de girasol (130 ml. aprox.) / zumo de 1 limón / Sal y pimienta.

Elaboración:
1.- Abrimos las vieiras y retiraremos con cuidado las telillas marrones y partes oscuras del interior tal y como se muestra en este vídeo, aunque se pueden pedir ya limpias en la  pescadería.




2.- Haremos una base con todos los ingredientes de la ensalada: surtido de lechugas, higos, mango troceado, frutos rojos... 






3.- Una vez limpias las vieiras las marcaremos en una plancha o sartén con unas gotas de aceite   un minuto por cada lado a fuego fuerte.





4.- Trituraremos los ingredientes de la vinagreta:  mango, aceite, limón, sal y un par de vueltas de molinillo de pimienta negra.




5.- Acomodaremos las vieiras sobre la ensalada y aliñaremos con la vinagreta de mango.



Una ensalada para enamorar.




Disfruten...


Bon Profit!

..ooOOoo..

(Sonando: The Killers - Romeo and Juliet)

.