viernes, 8 de marzo de 2013

SAL DE APIO HECHA EN CASA


Tradicionalmente la sal de apio se elabora mezclando sal y semillas de apio, pero ¿donde encontrar semillas de apio? En mi caso ha sido misión imposible, pero tal vez en otras zonas no sea tan difícil de encontrar... De manera que me puse a 'bucear' por algunos foros en busca de las dichosas semillas y... ¡tachán! encontré una forma distinta y facilísima de hacer sal de apio, aprovechando las hojas del propio vegetal. Me pareció una opción taaaaaan maravillosa que aquí está...

LA RECETA


Ingredientes: Hojas de apio y sal.

Elaboración:
1.- Lavar, escurrir y secar las hojas de apio.
2.- Colocar las hojas en una bandeja de horno hasta que se deshidraten por completo  (yo lo hice a 170º con calor arriba y abajo durante 5 o 7 minutos, pero se puede hacer con menos grados alargando el tiempo) 
3.- Desmenuzar las hojas secas de apio con las manos y mezclar con escamas de sal (puede ser sal común)  La proporción será en función de nuestros gustos, yo suelo ponerle la misma cantidad (en volumen, por ejemplo cucharadas) de hojas de apio secas, que de sal.

Utilidades: Saborizar cualquier plato, ya sean estofados, caldos, ensaladas... y ciertos cócteles como el 'Bloody Mary'

Así lo hago yo:











Por cierto... 

Hoy 8 de marzo es el Día Internacional de la mujer. Por suerte, todavía no es un día 'comercial' (cosa rara) pero sí es un día para reflexionar, festejar y homenajear a todas aquellas mujeres que posibilitaron lo ya conseguido.


Buen provecho y ¡feliz día de la mujer trabajadora!

Mañana más y mejor.

6 comentarios:

Carlos Dube . dijo...

Que bueno!!!! Me ha encantado!! Déjame compartirlo!!! Gracias gracias gracias

BuenasMigas. dijo...

Carlos, yo también estoy entusiasmada con este 'descubrimiento' ,últimamente me ha dado por secar perejil fresco con el mismo sistema, Y oh... maravilloso.

Un beso y buen finde.

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Creo que es la primera vez que vengo a tu blog, te he visto en otros blogs amigos comentando y la curiosidad me pudo, pero no me he llevado ninguna decepción, tienes un bueno y ameno blog, felicidades, espero seguir viéndote,
Un abrazo

Carlos Dube . dijo...

Acabamos de hacer tu sal del apio... madre mía Anna, cuanto tiempo hemos estado sin esto, es una maravilla. Simplemente lo hemos echado (improvisado) sobre un poco pollo cocido de un caldo, y vaya pasada!

BuenasMigas. dijo...

Elena Zulueta. Muchísimas gracias, un placer.

Carlos. A que si! Cuanto me alegro de que te haya sido útil :o)

Besos para los dos.

Lula dijo...

Hola Buenas Migas, por fin hallo como utilizar las hojas un poco duras del apio. Trataré de hacer esta sal de apio. Supongo que la sal conservará este preparado. Te comentaré si he tenido éxito.Gracias.