martes, 30 de julio de 2013

CACHELOS CON LACÓN


Hace pocos días me llegó un surtido de patatas exóticas, por gentileza de elhuertodeotinar.blogspot.com.es/  (en otras ocasiones he hablado de ellas → aquí ) Poco a poco iré mostrando todo lo que vaya cocinando con ellas...

Patatas moradas. Cultivo: El Huerto de Otiñar (Jaén)
De momento, las primeras patatas exóticas que he escogido han sido las 'azules' o 'moradas' -según se mire- porque morado es el color del duelo y porque estos días hemos llorado, como toda España, la tragedia del accidente ferroviario de Santiago del pasado miércoles. Tremendo todo. Si una pérdida humana ya es muchísimo ¡setenta y nueve es una barbaridad! Vaya todo mi apoyo a todo el que haya perdido un ser querido en este terrible accidente y a los que están todavía en el hospital, les deseo una pronta recuperación.


✿ڿڰۣ--ڿڰ..



Cachelos con lacón. Receta gallega.

Ingredientes: Patatas / lacón cortado a mano / aceite de oliva virgen extra / sal gruesa.


La palabra 'cachelo' viene de 'cacho'. Pero no todo 'cachelo' es una patata, ni toda patata es un 'cachelo'. ¿Qué es entonces? Es una forma de cocinar las patatas: Se cuecen en agua (enteras o partidas con la piel) pero no son, en absoluto, una clase de patatas. Es decir, que se pueden pedir 'cachelos' en el bar, pero no en la verdulería. :) 

Claro que lo ideal sería hacer este plato con patatas gallegas (existen diferentes variedades) buenísimas todas ellas por las condiciones geográficas y climáticas de Galicia (a las patatas les encanta la humedad), pero no olvidemos que existen más de mil variedades distintas, siempre interesantes y extraordinarias.

Para que las patatas se conviertan en cachelos, se deben cocer de una manera determinada:

Se ponen en un recipiente (tradicionalmente de barro) enteras, o bien cortadas por la mitad o a trozos irregulares pero con la piel, sin que el agua llegue a cubrirlas del todo, se le añade sal, y cuando están medio cocidas, se escurren de agua y se colocan de nuevo en la olla o recipiente de barro boca abajo, al lado del fuego, hasta que terminen de cocerse y secarse con el calor. 

Yo las he cocido como si fueran 'papas arrugadas', de hecho me ha sorprendido muchísimo la similitud, yo diría que los 'cachelos' y las 'papas arrugadas canarias' son preparaciones 'casi' idénticas. 
Pero prosigo con la receta... 
Cuando han estado 'casi hechas' las he escurrido, he vuelto a poner la olla en el fuego moviéndola continuamente con las asas  hasta que se han secado y acabado de cocer. 
.o.
Recordemos que las patatas moradas conservan el color intacto, siempre que se cocinen con la piel.



Se colocan los trozos de lacón encima de las patatas cortadas, se espolvorean de pimentón dulce o picante y un poco de sal gruesa.


Y por último se riega el plato con 'oro líquido' o el mejor aceite de oliva virgen extra que tengamos.


Una delicia.




Bo Proveito!

oOo

'Llueve en Santiago, más que nunca'

2 comentarios:

Carlos Dube . dijo...

Curiosa presentación con la patata oscura, realmente el comensal se lleva una sorpresa. Qué bonitas son!

BuenasMigas. dijo...

Carlos, además de bonitas, son buenísimas y con lacón ni te cuento. Me alegro de que te hayan gustado.