sábado, 13 de diciembre de 2014

ESPAGUETIS CON SETAS DE TEMPORADA


Tengo que afanarme para publicar varias recetas que tengo pendientes, todas ellas micófilas, por lo que debo ponerme manos a la obra antes de que me den las uvas. No quisiera quedarme atrás con mi repertorio de setas de otoño pendiente dado el cambio de escenario que ya tenemos: el frío invierno parece que ya se ha instalado y la euforia navideña, como el que no quiere la cosa, también llegó, empujando como siempre ¡y de qué manera!   ツ

Intentaré retener el otoño por unos días, recordando algunos platos de casa. Vamos a ello.

LA RECETA

Ingredientes para 4 personas:
Salsa: 250 gr. de camagrocs o trompetas amarillas / 1 cebolla / 200 ml. de nata líquida (1 taza) / 200 ml. de leche (1 taza) / una pizca de nuez moscada (opcional) / 100 gr. de beicon / 2 nueces de mantequilla (50 gr. aprox.) / sal y pimienta // Pasta: 250 gr. de espaguetis, tallarines o macarrones pequeños.

Recuerda que...
Puedes sustituir los camagrocs por champiñones u otras setas de temporada frescas o secas. El equivalente a las setas secas sería de 40 gr. aproximadamente y antes de utilizarlas se deben hidratar previamente en un tazón de agua caliente. También puedes sustituir la mantequilla por aceite de oliva. 

Elaboración:
1.- Ponemos la mantequilla en una sartén a fuego medio bajo y pochamos la cebolla picada durante unos 8 minutos a fuego bajo, seguidamente incorporamos el beicon y lo dejaremos otros unos 12 o 15 minutos o hasta que la cebolla esté completamente blanda.
2.- Añadimos las setas limpias, a ser posible sin lavar (salvo que tuvieran tierra) elevamos el fuego y dejamos que se hagan durante unos cinco minutos. Agregamos la nata, la leche, la nuez moscada -si la pusiéramos-, la sal y la pimienta y dejamos que la salsa se haga a fuego lento durante unos 8 o 10 minutos minutos. Retiramos.
3.- Por último hervimos los espaguetis en una olla con agua y sal, el tiempo que indique el paquete de pasta. Escurrir y servir enseguida con la salsa por encima espolvoreando un poco de perejil.


Las fotos:

Esta pequeña joyita del bosque tiene un montón de nombres: Cantharellus lutescens, Trompeta amarilla, Camagroc, Rossinyolic ... entre otros muchos. Tiene un sombrerito aplanado algo umbilicado, una apariencia frágil, un hueco en forma de trompeta y el aroma y el sabor, de otoño y de bosque, es impresionante. Los 'camagrocs' (así los llamamos por aquí) como casi todos los hongos, aguantan pocos días; al cocinarlos debemos asegurarnos que tengan los sombreros y los pies firmes, sin manchas, secos y sin ninguna viscosidad, de lo contrario el gusto cambiará considerablemente.













Bon Profit!

oOo

2 comentarios:

M. Eugenia Bermejo dijo...

Jajaja... Alarga el otoño tooooodo lo que quieras, yo viviría en un otoño eterno

BuenasMigas. dijo...

Eugenia, yo también. Se nota que no me gusta el invierno, la movida navideña menos aún...