domingo, 14 de diciembre de 2014

REVUELTO DE REBOZUELOS (ROSSINYOLS) CON PURÉ PARMENTIER


Hoy traigo dos recetas, por un lado un revuelto de rebozuelos o rossinyols, (unas setas muy habituales por estos lares) y por otro, un puré Parmentier, cuyo nombre hace honor a mr. Antoine Parmentier ,  un boticario, agrónomo y naturista que descubrió el valor nutritivo de la patata durante la Guerra de los Siete Años (1756-1763) y que propuso su cultivo extensivo como una forma de contrarrestar las hambrunas frecuentes en ese momento. 

De manera que en homenaje al gran divulgador de la patata en Francia, hoy traigo este clásico puré de patata enriquecido, digno de monsieur Parmentier ... así como un revuelto de setas (con truco para que la clara no quede cruda) digno de la mesa del mejor gourmet. :o) 

LA RECETA


Ingredientes


Parmentier: 1 Kg. de patatas (5 medianas) / 1 taza de leche, nata líquida o crema de leche / 2 nueces de mantequilla / sal / pimienta.
Revuelto:  300 gr. de rebozuelos (rossinyols) / 5 o 6 huevos / 5 ajos tiernos, frescos o congelados / aceite de oliva / Sal y pimienta.
Acompañamiento: Pan tostado con ajo y aceite.

Elaboración:
1.- Empezaremos cociendo las patatas enteras en agua hirviendo con un poco de sal durante 30 o 40 minutos o hasta que la piel se abra. Una vez cocidas, pelar y chafar cuando todavía están calientes, integrar la mantequilla, la crema de leche y salpimentar. Debe quedar un puré suave y cremoso.
Este puré también nos servirá de acompañamiento de carnes asadas o estofadas.






He aquí una seta con muchos nombres: Cantharellus cibarius, Rebozuelo, Rossinyol, Seta de San Juan... entre otros. Se asocia a robles, hayas, encinas y pinos. Esta variedad pertenece a la misma familia Cantharellus, que las trompetas amarillas y negras (camagrocs y trompetas de la muerte). Es una seta muy común, fácil de reconocer, tiene un sombrero de color amarillo provisto de pliegues -en lugar de láminas- apretados y ramificados, su carne interior es pálida y su sabor afrutado y delicado, es muy agradable.



2.- Todas las setas pierden algo de sabor cuando se lavan, pero a veces llevan exceso de tierra y no hay más remedio que pasarlas bajo el agua del grifo. A ser posible evitaremos mojarlas, las limpiaremos con un trapo húmedo y después las cortaremos.

3.- Pondremos 4 cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén y sofreiremos a fuego moderado los ajos tiernos cortados, durante varios minutos o hasta que estén tiernos y hayan cogido color. Añadiremos las setas cortadas y las saltearemos durante unos 5 minutos. 
Observación: Si se han lavado soltarán agua, en tal caso elevar el fuego hasta que evapore completamente la humedad que puedan soltar. Este paso se puede hacer en otra sartén.

4.- Seguidamente añadir los huevos, salpimentar y remover con cuidado las claras sin romper las yemas. Cuando la clara esté cocida, retirar la sartén del fuego y remover todo rompiendo las yemas.  

5.- Emplatar enseguida el revuelto de huevos y setas con el puré Parmentier, adornando el plato con pan tostado con ajo y aceite de oliva.








Espero que os haya gustado.  


Bon Profit!

2 comentarios:

M. Eugenia Bermejo dijo...

Me encanta el revuelto con el huevo así, clara cuajada y yema sedosa, no puedo con las "tortillas a trozos" que llaman algunos revuelto. Genial !!

BuenasMigas. dijo...

Eugenia. ¿Tortillas a trozos? No me digas...

Yo tengo un problema con las claras, me dan mucha grima, en cambio las yemas me gustan fluidas, así que, problema resuelto. Me alegro de que te haya gustado :o)

Un beso.