viernes, 13 de noviembre de 2015

FRANKFURT CON CEBOLLA CARAMELIZADA Y QUESO DEL RONCAL


Hoy traigo unas salchichas de Frankfurt con cebolla caramelizada y queso del Roncal. Sabemos que no se debe abusar de las salchichas de Frankfurt, ni de los embutidos en general, pero podemos consumir este tipo de productos esporádicamente siempre y cuando seamos conscientes de lo que comemos y llevemos una dieta rica en frutas y verduras que compense un pequeño exceso como éste. En el equilibrio está la clave.

LA RECETA


Ingredientes: Salchichas de Franfurt / Queso del Roncal / Pan de miga ligera, tipo Viena // Cebolla caramelizada: 3 cebollas medianas / 1 nuez de mantequilla / 3 cucharadas soperas de aceite de oliva / 5 cucharadas soperas de vino o vinagre / 1 cucharadita de miel o azúcar / ½ cucharadita de sal / Una pizca de pimienta.

Variantes: Puedes sustituir las salchichas de Frankfurt por salchichas frescas, butifarras, beicon, pechugas de pollo, pavo, etc...

Elaboración:

1.- Pelaremos y cortaremos las cebollas a medias lunas.



2.- Calentaremos la mantequilla junto con el aceite en una sartén, inicialmente a fuego medio. Una vez que las grasas se empiezan a calentar, echaremos la cebolla cortada, revolvemos y mantendremos la sartén a fuego medio durante los primeros diez minutos.


4.- Una vez rehogada la cebolla, pondremos el fuego 'medio - bajo' durante aproximadamente otros 15 o 20 minutos o hasta que la cebolla se ablande y tenga un aspecto translúcido algo oscuro.

5.- En este punto 'desglasamos' con el vino o el vinagre, salpimentamos, removemos para mezclar aromas, añadimos seguidamente la cucharadita de miel o azúcar y dejaremos que el conjunto se cocine a fuego muy lento durante otros 12 o 15 minutos más. Listo. 


La cebolla caramelizada se puede preparar con antelación. Se sirve a temperatura ambiente y se conserva en un recipiente hermético durante unas dos semanas o quizás más, pero siempre refrigerada. Es ideal para acompañar aperitivos de patés, verduras a la plancha o hamburguesas



6. Cortamos una cuña de queso del Roncal y hacemos pequeños triángulos.




7. Cortamos por la mitad unos panecillos alargados de pan de Viena, de la panadería de mi barrio y los tostamos ligeramente.




8. Hervimos las salchichas de Frankfurt en agua durante cinco minutos para eliminar el indeseable Nitrito de sodio (aditivo E250) presente en la mayoría de embutidos, ahumados y productos envasados, aunque algunos (pocos) no lo llevan. 

Una vez hervidas las salchichas, a nosotros nos gusta pasarlas brevemente por la sartén con unas gotas de aceite, pero este paso es opcional, lo importante es el paso anterior.



9. Colocamos las salchichas sobre el pan tostado y acomodamos el queso y la cebolla caramelizada.





¡Buen Provecho!
***


4 comentarios:

Pepi (sopa de sopa) dijo...

Me ha encantado este bocadillo. Qué rico y completo está. Me lo llevo!!!

BuenasMigas. dijo...

Muchas gracias Pepi!!

elcalderodenimue dijo...

¡¡¡¡PINTAZA!!!!!!!!!!!

BuenasMigas. dijo...

elcalderodenimue, gracias!!!