sábado, 28 de noviembre de 2015

QUICHE DE SETAS SILVESTRES


La quiche es una receta francesa a medio camino entre tortilla y pizza, que gusta a pequeños y grandes. Aunque es una preparación sencilla, también hace de fiesta.

Se pueden hacer múltiples variaciones gourmandes a partir de la versión Lorraine, -que es la más clásica de las quiches- a base de huevos, nata líquida y panceta de cerdo. 

En mi versión particular he puesto una base de tomate frito, como si de una alfombra roja se tratara, para alojar un lujoso surtido de setas silvestres, aprovechando la fiebre boletaire de mi entorno en estos días de otoño.

El corazón del bosque: Fredolics, camagrocs, llenegues, rovellons, llengua de bou....

Queso emmental y tomate frito.

Las setas se unen a una mezcla de huevos y lácteos (nata líquida y leche) con pimienta y nuez moscada, o lo que los franceses llaman "Migaine"  ...finalmente dispuesta sobre una base de pasta brisa horneada. 





Así la hago yo...

LA RECETA

Ingredientes: 

Para la "Migaine": 3 huevos batidos / 200 ml. de nata líquida o crema de leche con 33% mínimo de materia grasa (1 taza o brik pequeño) / 200 ml. de leche entera (1 taza) ½ cucharadita de sal / 1 pizca de pimienta / 1 pizca de nuez moscada (opcional).
Para el relleno: 500 gr. de setas silvestres de otoño u otras setas frescas de temporada / 4 c.s. de aceite de oliva / 100 gr. de queso rallado tipo emmental o gruyere / 200 gr. de beicon (puede ser jamón cocido o serrano)
Para forrar el molde: 1 masa brisa comprada (puede ser masa de hojaldre).
Para la base: 1 taza de tomate frito denso (opcional).

Elaboración:

1.- Cortamos el beicon en pequeñas tiras y lo doramos ligeramente en una sartén con unas gotas de aceite. Reservamos.


2.- En la misma sartén donde hemos rehogado el beicon, ponemos 4 o 5 cucharadas soperas de aceite y rehogamos también las setas, limpias de tierra, durante unos 5 minutos o hasta que se haya evaporado el agua o humedad que hayan podido soltar. Salpimentamos y reservamos.




3.- En un bol, pondremos todos los ingredientes de la "Migaine" que después mezclaremos con los ingredientes del relleno: setas, beicon y queso.




4.- Pondremos la masa brisa en un recipiente previamente engrasado con unas gotas de aceite o mantequilla para que no se pegue (si utilizamos moldes de silicona o papel de hornear, no hará falta engrasar) y pincharemos toda la masa con un tenedor para evitar que se abombe. 



5.- Hornearemos a 180º  (horno medio), hasta que veamos oscurecer ligeramente los bordes (8 o 10 minutos aprox.). Retiramos.



6.- Extendemos el tomate frito "en frío" sobre la base. Tanto si es casero como si no, es importante que sea lo más espeso posible para que permanezca abajo y no se mezcle con lo demás, para ello deberemos reducirlo con antelación durante unos minutos a fuego regular vigilando que no se queme, debe quedar como una pasta.





7.- Sobre el tomate pondremos la mezcla anterior lo más distribuida posible.




8.- Por último horneamos durante unos 40 o 50 minutos a 180º (horno medio) con calor arriba y abajo. Yo he utilizado un molde de unos 27 cm. aprox., si utilizáramos un molde más estrecho, la quiche quedará más alta y el tiempo será superior. Verificar que esté perfectamente cuajada, pinchándola en el centro con un cuchillo o tenedor, si éste no sale seco, la dejaremos 10 minutos más y volveremos a comprobar. Dejar enfriar (preferentemente sobre una rejilla) y desmoldar.







Además de bonita, la quiche es una preparación muy versátil. Es ideal tanto para un día entre semana como para un día de fiesta. Templada, caliente o fría, siempre es deliciosa.

Bon appétit mes amis!