sábado, 28 de noviembre de 2015

QUICHE DE SETAS SILVESTRES


La quiche es una receta francesa a medio camino entre tortilla y pizza, que gusta a pequeños y grandes. Aunque es una preparación sencilla, también hace de fiesta.

Se pueden hacer múltiples variaciones gourmandes a partir de la versión Lorraine, -que es la más clásica de las quiches- a base de huevos, nata líquida y panceta de cerdo. 

En mi versión particular he puesto una base de tomate frito, como si de una alfombra roja se tratara, para alojar un lujoso surtido de setas silvestres, aprovechando la fiebre boletaire de mi entorno en estos días de otoño.

El corazón del bosque: Fredolics, camagrocs, llenegues, rovellons, llengua de bou....

Queso emmental y tomate frito.

Las setas se unen a una mezcla de huevos y lácteos (nata líquida y leche) con pimienta y nuez moscada, o lo que los franceses llaman "Migaine"  ...finalmente dispuesta sobre una base de pasta brisa horneada. 





Así la hago yo...

LA RECETA

Ingredientes: 

Para la "Migaine": 3 huevos batidos / 200 ml. de nata líquida o crema de leche con 33% mínimo de materia grasa (1 taza o brik pequeño) / 200 ml. de leche entera (1 taza) ½ cucharadita de sal / 1 pizca de pimienta / 1 pizca de nuez moscada (opcional).
Para el relleno: 500 gr. de setas silvestres de otoño u otras setas frescas de temporada / 4 c.s. de aceite de oliva / 100 gr. de queso rallado tipo emmental o gruyere / 200 gr. de beicon (puede ser jamón cocido o serrano)
Para forrar el molde: 1 masa brisa comprada (puede ser masa de hojaldre).
Para la base: 1 taza de tomate frito denso (opcional).

Elaboración:

1.- Cortamos el beicon en pequeñas tiras y lo doramos ligeramente en una sartén con unas gotas de aceite. Reservamos.


2.- En la misma sartén donde hemos rehogado el beicon, ponemos 4 o 5 cucharadas soperas de aceite y rehogamos también las setas, limpias de tierra, durante unos 5 minutos o hasta que se haya evaporado el agua o humedad que hayan podido soltar. Salpimentamos y reservamos.




3.- En un bol, pondremos todos los ingredientes de la "Migaine" que después mezclaremos con los ingredientes del relleno: setas, beicon y queso.




4.- Pondremos la masa brisa en un recipiente previamente engrasado con unas gotas de aceite o mantequilla para que no se pegue (si utilizamos moldes de silicona o papel de hornear, no hará falta engrasar) y pincharemos toda la masa con un tenedor para evitar que se abombe. 



5.- Hornearemos a 180º  (horno medio), hasta que veamos oscurecer ligeramente los bordes (8 o 10 minutos aprox.). Retiramos.



6.- Extendemos el tomate frito "en frío" sobre la base. Tanto si es casero como si no, es importante que sea lo más espeso posible para que permanezca abajo y no se mezcle con lo demás, para ello deberemos reducirlo con antelación durante unos minutos a fuego regular vigilando que no se queme, debe quedar como una pasta.





7.- Sobre el tomate pondremos la mezcla anterior lo más distribuida posible.




8.- Por último horneamos durante unos 40 o 50 minutos a 180º (horno medio) con calor arriba y abajo. Yo he utilizado un molde de unos 27 cm. aprox., si utilizáramos un molde más estrecho, la quiche quedará más alta y el tiempo será superior. Verificar que esté perfectamente cuajada, pinchándola en el centro con un cuchillo o tenedor, si éste no sale seco, la dejaremos 10 minutos más y volveremos a comprobar. Dejar enfriar (preferentemente sobre una rejilla) y desmoldar.







Además de bonita, la quiche es una preparación muy versátil. Es ideal tanto para un día entre semana como para un día de fiesta. Templada, caliente o fría, siempre es deliciosa.

Bon appétit mes amis!


viernes, 13 de noviembre de 2015

FRANKFURT CON CEBOLLA CARAMELIZADA Y QUESO DEL RONCAL


Hoy traigo unas salchichas de Frankfurt con cebolla caramelizada y queso del Roncal. Sabemos que no se debe abusar de las salchichas de Frankfurt, ni de los embutidos en general, pero podemos consumir este tipo de productos esporádicamente siempre y cuando seamos conscientes de lo que comemos y llevemos una dieta rica en frutas y verduras que compense un pequeño exceso como este. 

Que los “excesos” siempre son malos es una advertencia que nuestras madres nos han hecho toda la vida, no hace falta que la OMS (Organización Mundial de la Salud) mande comunicados alarmistas como el enviado recientemente, total, para no concretar ni decir nada nuevo que no supiéramos ya: “Básicamente todo, consumido en exceso y sin control, puede matarnos”.Tendremos que hacerles llegar a la OMS que no somos tontos. En fin. Nada nuevo bajo el sol y tampoco bajo la luna. 

LA RECETA

Ingredientes: Salchichas de Franfurt / Queso del Roncal / Pan de miga ligera, tipo Viena // Cebolla caramelizada: 3 cebollas medianas / 1 nuez de mantequilla / 3 cucharadas soperas de aceite de oliva / 5 cucharadas soperas de vino o vinagre / 1 cucharadita de miel o azúcar / ½ cucharadita de sal / Una pizca de pimienta.

Variantes: Puedes sustituir las salchichas de Frankfurt por salchichas frescas, butifarras, beicon, pechugas de pollo, pavo, etc...

Elaboración:

1.- Pelaremos y cortaremos las cebollas a medias lunas.



2.- Calentaremos la mantequilla junto con el aceite en una sartén, inicialmente a fuego medio. Una vez que las grasas se empiezan a calentar, echaremos la cebolla cortada, revolvemos y mantendremos la sartén a fuego medio durante los primeros diez minutos.


4.- Una vez rehogada la cebolla, pondremos el fuego 'medio - bajo' durante aproximadamente otros 15 o 20 minutos o hasta que la cebolla se ablande y tenga un aspecto translúcido algo oscuro.

5.- En este punto 'desglasamos' con el vino o el vinagre, salpimentamos, removemos para mezclar aromas, añadimos seguidamente la cucharadita de miel o azúcar y dejaremos que el conjunto se cocine a fuego muy lento durante otros 12 o 15 minutos más. Listo. 


La cebolla caramelizada se puede preparar con antelación. Se sirve a temperatura ambiente y se conserva en un recipiente hermético durante unas dos semanas o quizás más, pero siempre refrigerada. Es ideal para acompañar aperitivos de patés, verduras a la plancha o hamburguesas



6. Cortamos una cuña de queso del Roncal y hacemos pequeños triángulos.




7. Cortamos por la mitad unos panecillos alargados de pan de Viena, de la panadería de mi barrio y los tostamos ligeramente.




8. Hervimos las salchichas de Frankfurt en agua durante cinco minutos para eliminar el indeseable Nitrito de sodio (aditivo E250) presente en la mayoría de embutidos, ahumados y productos envasados, aunque algunos (pocos) no lo llevan. 

Una vez hervidas las salchichas, a nosotros nos gusta pasarlas brevemente por la sartén con unas gotas de aceite, pero este paso es opcional, lo importante es el paso anterior.



9. Colocamos las salchichas sobre el pan tostado y acomodamos el queso y la cebolla caramelizada.





Recuerda incluir en tu dieta verduras, hortalizas, fruta fresca, pescado fresco y carne fresca. Reduce a la mínima expresión dulces, bollería, chucherías, etc. pues el exceso puede llevarte a una diabetes inducida por ti mismo. Ten cuidado con la comida envasada, procesada e industrializada tan presente en esta sociedad globalizada, porque está cargadita de aditivos altamente cancerígenos: ESTE ES EL MENSAJE QUE LA OMS TENDRÍA QUE DAR, pero quizá no les interesa ser tan claros. La carne roja y los embutidos no producen cáncer, miren ustedes, aunque lo afirmen veintitantos estudiosos en la materia (¿estudiosos?) ,son los ADITIVOS que están presentes en infinidad de productos los que mermarán lentamente nuestra salud con el tiempo y nos llevará al oncólogo de cabeza si abusamos de ellos, cosa que a la industria farmacéutica "les viene de perlas".

→ Lista de aditivos alimentarios, inofensivos y peligrosos.

***