martes, 15 de marzo de 2016

QUICHE DE CHAMPIÑONES Y PANCETA


¿Sabíais que los champiñones de mesa que se comercializan son todos de la misma variedad? Su nombre es Agaricus Bisporus, según la Wikipedia incluye portobello, cremini y los champiñones blancos de botón.

Para hacer esta quiche he utilizado unos champiñones portobello. Estos champiñones de color marrón son blancos en el inicio, pero se transforman cuando se dejan crecer y llegan a la madurez con un gran sombrero de color canela. Al crecer más, pierden una gran cantidad de humedad, por eso tienen una textura más carnosa. 

"Todo se transforma", como dice la canción de Jorge Drexler...

De manera que, teniendo estos estupendos champiñones tan solo falta añadir una "migaine", que dirían los franceses (o mezcla de huevos, crema y leche), para obtener una quiche o tarta salada estupendísima. Ya sabéis que 'la quiche' admite infinitos rellenos, además es económica, sabrosa, mullida y sencilla de hacer, y, para mayor felicidad, siempre sale buena. ¿Qué más se puede pedir?


LA RECETA

Ingredientes:

Para la Migaine: 3 huevos / 200 ml. de crema de leche o nata líquida para montar (1 taza o brik pequeño) / 200 ml. de leche entera (1 taza) / ½ cucharadita de sal / 1 pizca de pimienta / 1 pizca de nuez moscada (opcional).
Para el relleno: 350 gr. aprox. de champiñones u otra seta de temporada / 200 gr. de panceta curada de cerdo / 100 gr. de queso rallado tipo emmental o gruyere
Para forrar el molde: 1 masa brisa o masa de hojaldre comercial.

Recuerda que...
· Puedes sustituir la panceta por beicon, jamón cocido, jamón serrano o chorizo.
· Si utilizas moldes pequeños, el tiempo de cocción se reduce a menos de la mitad.
· Después de hecha, se conserva dos o tres días perfectamente.
· Si la guardas en el frigorífico, recuerda sacarla con bastante antelación, siempre es mejor servirla a temperatura ambiente o templada. 

Elaboración:

1.- Cortar escasamente el pie de cada champiñón, en caso de que tenga tierra.

Champiñones Portobello


2.- Limpiar los champiñones cuidadosamente con un trapo limpio o servilleta de papel humedecida y cortarlos finamente.





3.- Cortar a taquitos pequeños la panceta de cerdo.






4.- En una sartén o cazuela, "sin nada de aceite" poner a dorar los tacos de panceta, en la propia grasa que irá soltando. Dejar varios minutos hasta que la panceta quede dorada y crujiente.




5.- A continuación añadir los champiñones laminados y rehogar 3 o 4 minutos, removiéndolos de vez en cuando para impregnarlos bien de la grasa de la panceta. Salpimentar y reservar.





6.- Poner la masa brisa en un recipiente previamente engrasado con unas gotas de aceite o mantequilla. Pinchar toda la masa con un tenedor para evitar que se abombe. Hornear a 180º hasta que veamos oscurecer ligeramente los bordes (8 o 10 minutos. aprox). Retirar.






7.-  "Migaine": Batir los huevos, añadir el brik de nata, la leche y las especias. 





8.- Después mezclar los ingredientes del relleno: queso, champiñones y panceta, con la "migaine".






9.- Verter la mezcla sobre la pasta brisa y hornear durante unos 40 o 50 minutos a 180º u horno medio con calor arriba y abajo. Verificar que la mezcla esté perfectamente cuajada pinchando en el centro con un cuchillo o tenedor, si éste no sale seco, prolongar el tiempo 10 minutos más y volver a comprobar. Dejar enfriar y desmoldar.





*** Esta mini quiche sin base y en  'vasito' va de propina, salió con un poco de masa que me sobró.



Acompañada por una ensalada, puede ser una estupenda comida completa. Así que ¡no perdáis un segundo! ㋡


Espero os haya gustado. 

Bon appétit!




2 comentarios:

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Qué corte, eso es para abrir el apetito, verdad? Lo que dan de sí las quiches, esta se ve muy buena.
Besos.

Las Chachas dijo...

Deliciosa receta, debe estar extraordinaria!