lunes, 28 de marzo de 2016

TORRIJAS VARIADAS RELLENAS DE MERMELADA DE MORAS Y DE FLAN


Lunes de pascua, al fin. Atrás quedó la 'semana santa' con sus penitencias, ayunos, procesiones, sambenitos, clavos, espinas, pasos y lamentos, capirotes, peinetas ostentosas encajadas sobre el moño y turistas alucinando. 

Nunca me gustó el gore, ni los espectáculos de terror, ni las exaltaciones al oscurantismo. Los capirotes de las procesiones que recuerdan al ku klux klan siempre me han dado mucho miedo, no lo puedo remediar; igualmente, aunque los capirotes nazarenos tengan otro significado no menos "terrorífico", me provocan mucho rechazo. Así que yo prefiero la celebración pagana, antaño absorbida por la religión cristiana, que pretendía dar la bienvenida al buen tiempo, al calor, a los días más largos, a la fertilidad, etc. Sin más.
Hoy vengo con unas torrijas para celebrar la recién llegada primavera, aunque en nuestro caso, más bien vendría a ser una excusa con la que poder sorprender un domingo por la mañana a nuestros príncipes, princesas, reinas o reyes particulares de nuestra casa.

Os deseo un feliz lunes de pascua (festivo para nosotros) y que cada cual interprete la vida con sus costumbres y tradiciones, como (su) Dios le de a entender. ¡Amén!.  

LA RECETA

Ingredientes para 12 torrijas aprox.: 1 barra estrecha de pan, preferentemente del día anterior / 2 huevos / piel de limón rallada (puede ser de mandarina o naranja) / 2 tazas o 400 ml. de nata líquida o crema de leche / 2 tazas de aceite de girasol o aceite de oliva suave / 1 taza de azúcar blanco o azúcar moreno de caña / Un poco de canela en polvo // Relleno: Mermelada de moras / Flan de sobre (yo he usado Potax, pero puede ser otro.

Elaboración:

1.- El día anterior, haremos un flan, siguiendo las indicaciones del fabricante. Dejaremos enfriar y guardaremos en el frigorífico para que tome consistencia. Con el sobrante podréis hacer unos bocaditos de bizcocho y flan →  ver enlace de la receta.

o

2.- Cortamos el pan a rebanadas de ½ cm. las que queramos rellenar y a 1 cm. de grosor las que no. 


o

3.- Untamos de mermelada unas cuantas rebanadas procurando no sobrepasar los bordes y cerramos con otra rebanada de pan encima, como si fuera un bocadillo.  Todavía no habéis hecho mermelada de moras? ¡Ya  estáis tardando! 

o

4.- Y rellenamos otras rebanadas con el flan.

o

5.- Por otro lado batimos los huevos lo necesario hasta que tengan consistencia líquida.





o

6.- Rallamos superficialmente la piel de un limón y se la añadimos a los huevos batidos.

o

7.- Aparte vertemos en un plato hondo la nata líquida.

o

8.- Empapamos muy bien las dos caras de las rebanadas en la nata y las dejaremos reposar en una bandeja unos 10 o 15 minutos, para que suelten el exceso de líquido, antes de pasarlas por el huevo.

o

9.- Una vez que hayan reposado, las pasaremos ligeramente por huevo batido, vuelta y vuelta.

o

10.-  Y se fríen en aceite limpio (nunca usar aceite reutilizado ni freidoras) por ambas caras durante unos minutos o hasta que estén bien doraditas.

o

11.- Una vez fritas, las colocamos sobre unas servilletas de papel para que absorban el exceso de aceite y las dejaremos enfriar completamente.

o

12.-  Por último espolvoreamos ligeramente las torrijas con canela en polvo y las pasamos por azúcar. Es importante que las torrijas se hayan enfriado del todo antes de pasarlas por azúcar, para evitar que ésta se derrita por el calor.


Consumir preferentemente en el mismo día, o como mucho, al día siguiente, ya que el pan se va endureciendo con el tiempo y perderían jugosidad.


Torrija de mermelada

Torrija de crema

Torrija simple


Otras sugerencias, por si un día os apetece:

Torrijas de sobaos pasiegos
Torrijas de pan de molde rellenas de mermelada de fresa
Torrijas de brioche

¡Que os aproveche!

♥•♥