lunes, 19 de junio de 2017

CALAMARCITOS A LA PLANCHA CON AJO Y PEREJIL


Los calamares a la plancha con ajo y perejil son un bocado excepcional. Ahora bien, aunque pueda parecer una preparación sencilla, el resultado puede ser sublime o desastroso. La clave para hacer unos buenos calamares a la plancha está en cocinarlos a fuego alto durante unos pocos minutos sin que nos pasemos de tiempo para evitar que queden duros; el otro punto imprescindible es apartarlos de la plancha o sartén cuando sueltan agua, para evitar que se "cuezan" y se "encojan" demasiado y por último hay que desechar el agua de mar que generan ellos mismos, escurrirlos en un escurridor y pasarlos de nuevo por una sartén con un poco de aceite ajo y perejil durante otros 2 o 3 minutos aproximadamente o hasta que estén dorados. Sin más. 

Los calamares frescos con ajo y perejil tienen un éxito asegurado, sobretodo como tapa o aperitivo. Mi recomendación es que no tardéis en probarlos. 

LA RECETA

Ingredientes: 750 gr. aprox. de calamares pequeños o medianos, preferentemente frescos / 1 manojo de perejil (4 o 5 ramitas frescas o 2 cucharadas de perejil seco)  / 4 dientes de ajos / Aceite de oliva virgen extra / 1 limón. 

Recuerda que...
· Los calamares son tediosos de limpiar, para simplificar el trabajo puedes pedirle a tu pescadero que los limpie / · Los más pequeños o "chipirones" se cocinan enteros, al igual que los pescaditos fritos; no será necesario limpiar el interior, únicamente se les quita la plumilla transparente de la bolsa tirando de ella, nada más.

°o.O.o°

Elaboración:

1.- Picar con el cuchillo el perejil y los ajos. Reservar.





2.- Limpiar los calamares:



- Primeramente, tirar de los tentáculos para arrastrar el contenido del interior.



- Cortar los tentáculos haciendo un corte a la altura de los ojos. Desechar el aguijón o boca que se aloja entre los tentáculos. Tirar del sifón que también conservaremos y que se encuentra pegado en el otro extremo de los ojos, retirar con cuidado las adherencias del mismo: bolsita de tinta y sistema digestivo. Por último retirar y desechar la pluma transparente que se aloja en el interior de la bolsa o cuerpo del calamar, simplemente tirando de ella.


- Estas son las partes que aprovechamos del calamar: Bolsa o cuerpo, tentáculos y sifón. La piel rosácea superficial que lo recubre no se la vamos a quitar ya que aporta muy buen sabor y al  fin y al cabo desaparecerá por si sola al cocinarse.


3.- Lavar brevemente los calamares bajo el agua del grifo (en mi opinión no hay que explayarse demasiado en la limpieza de los mismos para evitar que pierdan sabor, siempre que sean muy frescos, comprados el mismo día y huelan a mar). Escurrirlos en un escurridor de cocina y reservar.

4.- Calentar una plancha, sartén o cazuela a fuego alto con 3 cucharadas de aceite de oliva virgen, incorporar los calamarcitos y si durante el primer minuto segregan agua, retirarlos y escurrirlos.


5.- Seguidamente volver a poner la cazuela o sartén en el fuego con 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente incorporar de nuevo los calamares junto con los ajos y el perejil, remover el conjunto y en unos 2 o 3 minutos aproximadamente, en cuanto los ajos empiecen a tomar un color ligeramente tostado ya estarán listos para servir. Probar el punto de sal al final, aunque si los calamares son frescos no será necesario pues tendrán el punto perfecto de la sal del mar. 




6.- Colocar en una bandeja, servir con unas rodajas de limón y un hilito discreto de aceite de oliva virgen extra por en encima, si queremos. 



Bon Profit!

°o.O.o°

jueves, 15 de junio de 2017

SÁNDWICH DE SALCHICHA DE FRANKFURT CON CHUCRUT


No debemos abusar del fast food, o 'comida rápida', pero si comemos sano y equilibrado habitualmente, podemos permitir que nuestras papilas gustativas tengan una fiesta umami de vez en cuando sin que por ello sintamos demasiados remordimientos de conciencia. Aunque pueda parecer contradictorio, esto os lo dice la cocinera de este blog, que prefiere los productos frescos alejados de envoltorios de plástico, cartones y bandejas de porexpan. En realidad 'no hay porqué rasgarse las vestiduras' si sabemos compensar algún que otro exceso de tanto en tanto. En el equilibrio está la clave.

Para redimir el pecado de comer un sandwich como este, herviremos las salchichas de Frankfurt antes de pasarlas por la plancha, al hervirlas primero, eliminaremos gran parte de la grasa y del indeseable Nitritio de Sodio E250  -aditivo presente en la mayoría de embutidos-. Además vestiremos las salchichas con Chucrut (col agria) porque las coles son un gran desengrasante que combina con todos los productos del cerdo de maravilla.

Sobre el Chucrut, decir que es una preparación típica de Alemania y Europa del Este aunque también es ampliamente conocido en Francia, Asia y América. Se elabora con coles de hoja rizada de invierno finamente cortadas y se deja fermentar con sal durante varias semanas dentro de un recipiente cerrado. Nosotros esta vez no nos vamos a complicar ya que podemos comprarlo en el supermercado, envasado en lata o en bote de cristal, listo para comer.

El pan para los sandwiches también es importante. En cualquier obrador de barrio podemos encontrar panecillos de miga ligera -tipo Viena- estupendos, como los que he mostrado varias veces en el blog: »los hay redondos para hamburguesas« o bien »alargados para las salchichas de Franfurt« En esta receta, he utilizado un pan de molde de semillas que tenía por casa, aunque puede ser otro similar que tenga una consistencia mínimamente digna, como para soportar un buen relleno.

En cuanto a la salsa de mayonesa, ketchup y mostaza, hice un mix entre salsa tártara y salsa rosa (creo que habría que pensar en 'bautizarla' con algún nombre), yo la encuentro ideal para dips o para acompañar ensaladas, verduras, frituras de pescados, sandwiches, etc.. 

Dicho lo cual, nos pondremos manos a la obra.

o.O.o
LA RECETA

Necesitamos:

Salchichas de Frankfurt / Lonchas de queso Maasdam o cualquier otro estilo suizo (Emmental, Gruyère, etc.) / Pan de molde de semillas o pan de Viena alargado para Frankfurts // 

Salsa: 4 cucharadas soperas de mayonesa / 2 cucharadas soperas de ketchup / 1 cucharada sopera escasa de mostaza de Dijón (puede ser otra) /  6 pepinillos en vinagre (encurtidos) finamente cortados o 2 cucharadas de alcaparras / 3 cucharadas soperas del jugo que contiene el frasco de los pepinillos en vinagre o la misma cantidad de jugo de limón, naranja o mandarina // 

Acompañamiento: Patatas chips de churrería. 

Variantes: Puedes cambiar las salchichas de Frankfurt por butifarra, salchichas de cerdo o pechuga laminada de pollo y sustituir los pepinillos por aceitunas rellenas de anchoa, si quieres.

o.O.o

He aquí una parte de los ingredientes...

Chucrut, salchichas de frankfurt, queso Maasdam y pan de molde.

Queso Maasdam



La Salsa:

Poner en un bol los ingredientes de la salsa (mayonesa, ketchup, mostaza, vinagre o limón), mezclar hasta integrar el conjunto e incorporar los pepinillos troceados.


Pepinillos encurtidos.

Salsa a base de mayonesa, ketchup, mostaza y pepinillos.

El Chucrut:

El chucrut lo serviremos directamente del frasco, tal cual, pero si quisiéramos  reducir el gusto agrio del mismo, lo pasaremos brevemente por la sartén salpicado con algo de aceite si queremos, durante unos 4 minutos aprox. a fuego medio-bajo, 

Chucrut

Las Salchichas de Frankfurt:

Hervir las salchichas en agua durante 5 minutos, escurrirlas, cortarlas en vertical y dorarlas ligeramente en una plancha o sartén con unas gotas de aceite. Al mismo tiempo tostar ligeramente el pan en la misma plancha o en una tostadora.

Salchichas de Frankfurt

Extender una cucharada de salsa en cada cara del pan, encima poner 2 lonchas de queso, las salchichas de Frankfurt, el chucrut repartido generosamente y otras 2 lonchas de queso más, en ese orden. Tapar y dejar un par de minutos hasta que el queso se deshaga. 



El Sandwich acabado:



Y la salsa para "dipear" con las patatas chips:



Ñam!



Otras recetas con salchichas de Frankfurt:

· Ensalada de patata y salchichas de Frankfurt
· Salchichas de Frankfurt con cebolla caramelizada y queso del Roncal
· Salchichas de Franfurt rebozadas de jamón y queso
· Perrito caliente (Frankfurt, beicon y huevo frito)
· Ensalada de pepino, pimiento asado y salchichas de Frankfurt
· Ensalada de remolacha, apionabo, salchichas de Franfurt y encurtidos


Bon Profit!

o.O.o

lunes, 5 de junio de 2017

BATIDO DE PEPINO Y YOGUR (2 OPCIONES, DULCE Y SALADO)


La combinación de pepino y yogur es frecuente en las cocinas de Grecia, Oriente Próximo y todos los Balcanes. Existen infinidad preparaciones regionales con pepino y yogur: Salsas, bebidas, sopas frías o ensaladas, con aderezo de aceite de oliva, hierbabuena, menta, eneldo, hinojo u orégano, según la zona.

La bebida fría que hoy traigo, con toques exóticos, es una preparación ligera, digestiva y desengrasante, muy apta para los días calurosos. Os recomiendo las dos versiones: la opción dulce con miel y la salada con ajo y aceite de oliva, como si de un gazpacho se tratara. Ambas preparaciones son deliciosas. Espero os guste.

LA RECETA


Ingredientes versión DULCE:  1 Pepino mediano (200 gr. aprox.) / 1 Yogur griego  (125 gr.) /  ½ limón o lima / 1 rodaja de jengibre fresco (o ½  cucharadita de jengibre seco) / 1 rama de hierbabuena o menta  fresca o seca (1 cucharadita) / 1 cucharada sopera de miel / 1 taza de agua.

Ingredientes versión SALADA: Mismos ingredientes que la preparación dulce, añadiendo ½ cucharadita de sal, 1 diente de ajo y 3 cucharadas soperas (25 gr. aprox) de aceite de oliva virgen extra. en lugar de la miel.

Recuerda que...
Con las cantidades que indico, se obtiene ½ litro / Puedes cambiar el yogur griego por uno natural o por 1 taza leche entera o desnatada / Puedes sustituir la hierbabuena o menta por hinojo, orégano u eneldo, fresco o seco / Puedes añadir unas nueces troceadas y degustarlo con cuchara, como un salmorejo. 

°o.O.o°

Así lo hago yo: 

Batido de pepino y yogur con miel.


o.O.o

La miel pura que he utilizado es de las colmenas de mi prima Ana de Galicia. Por navidades me mandó provisiones para todo el año, junto con unos jabones de diferentes formas y aromas delicados que ella misma elabora con miel. 

o.O.o

Hierbabuena

Limón

Jengibre fresco

"Aunque consideremos el pepino como una hortaliza, botánicamente es una fruta. Casi todo es agua (96%) Aporta vitamina C, vitamina E y aceites esenciales, siendo unos de los mejores remedios para el cuidado de la piel. "

Pepino
1.- Lavaremos el pepino bajo el agua del grifo frotándolo bien ya que aprovecharemos una parte de la piel (o toda, si queremos), al alojarse en ella la mayor parte de minerales, vitaminas y nutrientes.


2.- Pondremos el jengibre, la hierbabuena y el limón sin piel (o con piel si queremos) en el vaso de nuestra batidora o robot que tengamos. Yo lo he hecho en Thermomix, pero no es imprescindible, nos puede servir cualquier otro.

En Thermomix: Programar 5 segundos Velocidad 5


3.- Añadiremos el yogur y la miel. Si hacéis el batido salado, sustituir la miel por el aliño ( ½ cucharadita de sal, 1 diente de ajo y 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra)



4.-  Programar  ½ minuto a Velocidad máxima. Añadir 1 taza de agua fría, mezclar unos segundos a Velocidad 5 y servir, aunque está más bueno si se deja reposar en el frigorífico al menos una hora, cuando los sabores ya se han asentado, al igual que un gazpacho.  





*** Si combináis este batido con una dieta variada y equilibrada, a medio plazo notaréis el vientre más plano, y entonces, tal vez os animaréis a bailar la danza del vientre y todo... como la famosa Sadie Marquart,  ¡quién sabe...!  :)

¡Buen Provecho!

°o.O.o°

domingo, 14 de mayo de 2017

KUMQUAT O NARANJA CHINA ENANA EN ALMÍBAR / TOSTADAS DE QUESO FETA Y KUMQUAT.


El kumquat, literalmente en chino "naranja de oro" es una pequeña fruta redonda u ovalada (2 - 5 cm de largo), de pulpa ácida y cáscara dulce. A diferencia de la naranja común, se come entera con la piel. Resulta ideal como ingrediente en ensaladas, yogures, vinagretas, bizcochos o tartas, aportando una dosis extra de vitamina C.

Hoy propongo dos recetas en una; por un lado el kumquat en almíbar especiado y por otro las tostadas de queso feta sobre las que pondremos las naranjitas miniatura en almíbar. El sabor fuerte y salado del queso feta de oveja y cabra, contrastará con el dulzor del kumquat. Si sois amantes de los sabores agridulces, os gustará.

LA RECETA

Ingredientes

Para el almíbar ligero:  ½ kg. de kumquats (2 tazas) / ½ kg. de azúcar (2 tazas) / 1 litro de agua o 4 tazas / Para"confitar" con almíbar pesado las naranjas reducir el agua a la mitad, ½ litro o 2 tazas // Especias opcionales: 1 rodaja de ½ cm.aprox. de jengibre fresco / 2 clavos de especia / ½ rama de canela / corteza de ½ limón.

Para las tostadas de queso: Rebanadas de pan tostado / Queso feta / hojas frescas o semillas de hinojo / kumquats en almíbar.
***
Variantes: Puedes cambiar los kumquats por rodajas de naranja o mandarina, cortadas a ½ cm. Si lo que quieres es "confitar" debes hacer un almíbar espeso  con la misma cantidad de agua que de azúcar y escurrir las naranjas en una rejilla hasta que se sequen / Puedes sustituir el queso feta por otro más suave, del tipo brie, camembert, requesón, queso fresco, etc. / En vez de hinojo fresco puedes utilizar sus semillas, de venta en cualquier supermercado o herbolario (+ Info sobre el hinojo y sus utilidades en este enlace)

Elaboración:

1.- Para empezar hay que quitar las hojas y limpiar muy bien la piel de la fruta bajo el agua del grifo. 



2,- Escaldar para eliminar el posible amargor de la fruta y mantener su color naranja. Para ello poner en una olla los kumquats cubiertos de agua, cuando empiece a hervir contar 2 minutos escasos de hervor, desechar el agua de la cocción, escurrir la fruta y detener rápidamente la cocción con agua fría (idealmente deberían sumergirse en agua con hielos). 



*

3.- Una vez escaldados, volver a a ponerlos en una olla con el doble de agua que de azúcar, es decir 4 tazas de agua por 2 de azúcar. Seguidamente añadir las especias y la corteza de limón.

*

4- Llevar a ebullición con la olla destapada, cuando el agua empiece a burbujear bajar el fuego y mantener un hervor muy lento pero constante durante una hora. Apartar del fuego y dejar enfriar completamente en la misma olla.


Esta preparación se conserva en un recipiente tapado hasta un mes.


*

Para las tostadas de queso Feta:

5.- Rebanar y tostar ligeramente el pan.




6.- Cortar finamente las hojas del hinojo (Otro día os enseñaré lo que hice con el bulbo).

*

7.- Chafar con un tenedor el queso feta.

*


8.- Poner sobre las rebanadas de pan el queso, las hojas picadas de hinojo y los kumquats regados de su propio almíbar. 


No tardéis en probarlas. Buen provecho y hasta la próxima!

***