jueves, 18 de diciembre de 2014

TORTILLA DE SETAS (CAMAGROCS) CON PAN CON TOMATE



Otra receta con setas, si.  Una tortilla de camagrocs (Cantharellus lutescens) para cenar, hecha con unos buenos huevos y muchos camagrocs, es uno de los mayores placeres a la hora de disfrutar de una de las setas más aromáticas y versátiles. 

Para ello necesitamos :
150 gr. aprox. de camagrocs o trompetas amarillas por persona.
2 o 3 huevos por persona.
1 rebanada de pan de payés por persona.
Tomate maduro de untar (tomacó)
Aceite de oliva, sal y pimienta.

Cantharellus lutescens / Trompeta amarilla / Camagroc / Rossinyolic

La familia Cantharellus (Rebozuelos, trompetas amarillas y trompetas de la muerte)  no acostumbran a tener tierra, suelen ser unos hongos bastante limpios, por lo que no los lavaremos para evitar que pierdan aroma y sabor, solamente separaremos la pinocha (agujas de los pinos) y las pequeñas trazas de musgo que traen de su hábitat natural, antes de cocinarlos y nada más.




Los saltearemos durante unos tres minutos (dependerá del tamaño) en una sartén con una o dos cucharadas de aceite de oliva...  y veréis que menguan muchísimo.



Mientras tanto batimos los huevos con un poco de sal.



Seguidamente mezclamos las setas...



Y cuajamos el conjunto en una sartén impregnada con unas gotas de aceite, a fuego moderado.



Doblamos la tortilla... esperamos que el interior se cuaje al punto que más nos guste...
(jugosa pero no cruda, en mi caso)




Y la servimos enseguida con unas llescas de 'pà amb tomàquet' (pan con tomate) ya sabéis: pan ligeramente tostado y untado con un tomate maduro, insisto 'tomate untado' que no triturado ¡por favor!  (qué difícil es erradicar esa cruz :) ... seguido de un hilito de aceite de oliva virgen por encima y una pizca de sal.



Después hacemos esto si queremos...


... y nos abstraemos. Mmm..  ツ


Bon profit!


Pd. Todavía no se han acabado las trompetas. Ya sabéis que por estos lares somos muy micófilos y tenemos fama de estar 'tocados del bolet'  ツ     Continuará...

Foto: Charo Gil

oOo



martes, 16 de diciembre de 2014

CUSCÚS CON CALABACÍN, SETAS Y ALBONDIGUILLAS DE TERNERA


La humilde receta de hoy es de aprovechamiento. Se adapta al contenido de cualquier nevera. Veréis cuanto rendimiento se le puede sacar a un plato de cuscús... 

LA RECETA

Ingredientes (para 4-6 personas):   2 hamburguesas de ternera / 2 calabacines pequeños / 250 gr. de trompetas amarillas (camagrocs) u otra seta de temporada / un puñado de uvas pasas / un puñado de piñones ligeramente tostados / 1 litro de caldo suave de pollo o de verduras / 1 taza y media de cuscús precocido / Aceite de oliva / Mantequilla / sal y pimienta.

Recuerda que...
Puedes utilizar otro tipo de carne  asada o estofada (pollo, pavo, cordero, etc.) que te haya sobrado de otras elaboraciones, así como diferentes verduras, frutos secos y especias.

Elaboración: 
1.- Limpiamos las setas, lavamos, cortamos en pequeños trozos los calabacines y haremos 10 pequeñas bolas de carne con cada una de las hamburguesas. 
2.- En una olla con aceite de oliva y mantequilla a partes iguales (2 cucharadas de cada) rehogamos  primeramente la carne, luego el calabacín y por último las setas, durante varios minutos, en ese orden. No será necesario que el conjunto se haga demasiado ya que después se terminará de cocer con el caldo.
3.- Vertemos el caldo, salpimentamos y cuando arranque el hervor lo dejaremos cocer 25 o 30 minutos.  Colamos y reservamos el contenido sólido por un lado y el caldo por otro.
4.- En un cazo amplio calentamos 2 tazas de caldo. En cuanto arranque el hervor lo retiraremos del fuego e incorporaremos el cuscús, mezclamos bien y dejamos que repose 3 minutos, pasado el tiempo integramos una nuez de mantequilla a trozos, removemos el cuscús hasta que veamos que queda suelto. 
5.- Colocamos el cuscús en una fuente honda, incorporamos las albondiguillas, verduras y setas que hemos separado del caldo, así como los frutos secos y especias al gusto (½ cucharadita de curry y/o canela, por ejemplo...) mezclamos el conjunto y servimos acompañado de un gran tazón de caldo caliente para el que quiera tomarlo caldoso. 

oOo

Las secuencias...

De las setas.

Cantharellus lutescens, Trompeta amarilla, Camagroc, Rossinyolic ...

De la carne y las verduras.



De la olla.





Del cuscús (o cous cous)





Y del plato en la mesa. Caliente o a temperatura ambiente... esta es una forma más de disfrutar de un plato rápido de cuscús.


Bon profit!

domingo, 14 de diciembre de 2014

REVUELTO DE REBOZUELOS (ROSSINYOLS) CON PURÉ PARMENTIER


Hoy traigo dos recetas, por un lado un revuelto de rebozuelos o rossinyols, (unas setas muy habituales por estos lares) y por otro, un puré Parmentier, cuyo nombre hace honor a mr. Antoine Parmentier ,  un boticario, agrónomo y naturista que descubrió el valor nutritivo de la patata durante la Guerra de los Siete Años (1756-1763) y que propuso su cultivo extensivo como una forma de contrarrestar las hambrunas frecuentes en ese momento. 

De manera que en homenaje al gran divulgador de la patata en Francia, hoy traigo este clásico puré de patata enriquecido, digno de monsieur Parmentier ... así como un revuelto de setas (con truco para que la clara no quede cruda) digno de la mesa del mejor gourmet. :o) 

LA RECETA


Ingredientes


Parmentier: 1 Kg. de patatas (5 medianas) / 1 taza de leche, nata líquida o crema de leche / 2 nueces de mantequilla / sal / pimienta.
Revuelto:  300 gr. de rebozuelos (rossinyols) / 5 o 6 huevos / 5 ajos tiernos, frescos o congelados / aceite de oliva / Sal y pimienta.
Acompañamiento: Pan tostado con ajo y aceite.

Elaboración:
1.- Empezaremos cociendo las patatas enteras en agua hirviendo con un poco de sal durante 30 o 40 minutos o hasta que la piel se abra. Una vez cocidas, pelar y chafar cuando todavía están calientes, integrar la mantequilla, la crema de leche y salpimentar. Debe quedar un puré suave y cremoso.
Este puré también nos servirá de acompañamiento de carnes asadas o estofadas.






He aquí una seta con muchos nombres: Cantharellus cibarius, Rebozuelo, Rossinyol, Seta de San Juan... entre otros. Se asocia a robles, hayas, encinas y pinos. Esta variedad pertenece a la misma familia Cantharellus, que las trompetas amarillas y negras (camagrocs y trompetas de la muerte). Es una seta muy común, fácil de reconocer, tiene un sombrero de color amarillo provisto de pliegues -en lugar de láminas- apretados y ramificados, su carne interior es pálida y su sabor afrutado y delicado, es muy agradable.



2.- Todas las setas pierden algo de sabor cuando se lavan, pero a veces llevan exceso de tierra y no hay más remedio que pasarlas bajo el agua del grifo. A ser posible evitaremos mojarlas, las limpiaremos con un trapo húmedo y después las cortaremos.

3.- Pondremos 4 cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén y sofreiremos a fuego moderado los ajos tiernos cortados, durante varios minutos o hasta que estén tiernos y hayan cogido color. Añadiremos las setas cortadas y las saltearemos durante unos 5 minutos. 
Observación: Si se han lavado soltarán agua, en tal caso elevar el fuego hasta que evapore completamente la humedad que puedan soltar. Este paso se puede hacer en otra sartén.

4.- Seguidamente añadir los huevos, salpimentar y remover con cuidado las claras sin romper las yemas. Cuando la clara esté cocida, retirar la sartén del fuego y remover todo rompiendo las yemas.  

5.- Emplatar enseguida el revuelto de huevos y setas con el puré Parmentier, adornando el plato con pan tostado con ajo y aceite de oliva.








Espero que os haya gustado.  


Bon Profit!

sábado, 13 de diciembre de 2014

ESPAGUETIS CON SETAS DE TEMPORADA


Tengo que afanarme para publicar varias recetas que tengo pendientes, todas ellas micófilas, por lo que debo ponerme manos a la obra antes de que me den las uvas. No quisiera quedarme atrás con mi repertorio de setas de otoño pendiente dado el cambio de escenario que ya tenemos: el frío invierno parece que ya se ha instalado y la euforia navideña, como el que no quiere la cosa, también llegó, empujando como siempre ¡y de qué manera!   ツ

Intentaré retener el otoño por unos días, recordando algunos platos de casa. Vamos a ello.

LA RECETA

Ingredientes para 4 personas:
Salsa: 250 gr. de camagrocs o trompetas amarillas / 1 cebolla / 200 ml. de nata líquida (1 taza) / 200 ml. de leche (1 taza) / una pizca de nuez moscada (opcional) / 100 gr. de beicon / 2 nueces de mantequilla (50 gr. aprox.) / sal y pimienta // Pasta: 250 gr. de espaguetis, tallarines o macarrones pequeños.

Recuerda que...
Puedes sustituir los camagrocs por champiñones u otras setas de temporada frescas o secas. El equivalente a las setas secas sería de 40 gr. aproximadamente y antes de utilizarlas se deben hidratar previamente en un tazón de agua caliente. También puedes sustituir la mantequilla por aceite de oliva. 

Elaboración:
1.- Ponemos la mantequilla en una sartén a fuego medio bajo y pochamos la cebolla picada durante unos 8 minutos a fuego bajo, seguidamente incorporamos el beicon y lo dejaremos otros unos 12 o 15 minutos o hasta que la cebolla esté completamente blanda.
2.- Añadimos las setas limpias, a ser posible sin lavar (salvo que tuvieran tierra) elevamos el fuego y dejamos que se hagan durante unos cinco minutos. Agregamos la nata, la leche, la nuez moscada -si la pusiéramos-, la sal y la pimienta y dejamos que la salsa se haga a fuego lento durante unos 8 o 10 minutos minutos. Retiramos.
3.- Por último hervimos los espaguetis en una olla con agua y sal, el tiempo que indique el paquete de pasta. Escurrir y servir enseguida con la salsa por encima espolvoreando un poco de perejil.


Las fotos:

Esta pequeña joyita del bosque tiene un montón de nombres: Cantharellus lutescens, Trompeta amarilla, Camagroc, Rossinyolic ... entre otros muchos. Tiene un sombrerito aplanado algo umbilicado, una apariencia frágil, un hueco en forma de trompeta y el aroma y el sabor, de otoño y de bosque, es impresionante. Los 'camagrocs' (así los llamamos por aquí) como casi todos los hongos, aguantan pocos días; al cocinarlos debemos asegurarnos que tengan los sombreros y los pies firmes, sin manchas, secos y sin ninguna viscosidad, de lo contrario el gusto cambiará considerablemente.













Bon Profit!

oOo

.