martes, 12 de abril de 2016

REVUELTO DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS, AJOS TIERNOS Y SETAS


La primavera ha hecho acto de presencia y nos trae un nuevo calendario de productos típicos de estación: fresas, nísperos, guisantes, ajos tiernos, espárragos... entre otros muchos. Claro que hay verduras y frutas que se comercializan todo el año, pero su sabor es mucho más intenso cuando las consumimos en su tiempo.

Hoy haremos los honores a los espárragos trigueros o silvestres. Se llaman trigueros porque solían aparecer en los campos donde se cultivaba el trigo, sobre todo en Andalucía, pero podemos encontrarlos en zonas de pinos, encinas y olivos desde principios de febrero (aunque en nuestra zona empiezan a aparecer en enero) hasta primeros de junio.

Alrededor de este producto suelen surgir equívocos. No todos los espárragos verdes son trigueros. Los espárragos verdes (Asparagus officinalis) que encontramos en el mercado son de cultivo, igual que los blancos, la única diferencia es que se exponen a la luz solar cuando afloran de la tierra, de ahí el color verde característico que lo diferencia de los blancos. Los trigueros (Asparagus acutifolius), solo podemos encontrarlos en el campo. Son largos y muy finos. La diferencia con los verdes de cultivo tanto en lo visual como en el sabor, es considerable. Al ser silvestres obviamente tienen más sabor.


Recolectar un manojo de espárragos trigueros en un día festivo y en una zona concurrida, nos puede llevar media mañana; imaginar a qué precio se tendrían que vender... quizás por ese motivo los apreciamos más cuando tenemos la oportunidad de cogerlos nosotros mismos.

Espárragos trigueros o silvestres

LA RECETA

Ingredientes (para 2-3 personas): 1 manojo de espárragos trigueros / 1 manojo de ajos tiernos / 1 docena de gírgolas, champiñones u otra seta de temporada / 5 huevos frescos / ½ cucharadita de sal / 4 o 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen / 8 triángulos de pan tostado para acompañar (opcional).

Recuerda que...
Puedes sustituir los espárragos trigueros por espárragos verdes de cultivo.

Elaboración:

  1. Primeramente cortaremos la base o parte dura y leñosa de los espárragos (si la tuviese, normalmente casi todo es tierno), los lavaremos brevemente bajo el agua del grifo, los escurriremos, los secaremos y los trocearemos.
  2. Limpiaremos los ajos tiernos, para ello cortaremos las raíces y el tallo duro del otro extremo, conservando la parte verde tierna. Le quitaremos la primera capa que recubre el tallo y los trocearemos.
  3. Limpiaremos cuidadosamente las setas con un trapo humedecido para eliminar los posibles restos de tierra que puedan traer.
  4. Pondremos 4 o 5 cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén antiadherente y rehogaremos a fuego medio - bajo, los ajos tiernos, los trigueros y las setas durante unos 5 minutos aproximadamente. Si los espárragos fueran más gruesos deberemos alargar el tiempo hasta que estén tiernos.
  5. Batiremos brevemente los huevos con la sal y los incorporamos a la sartén.
  6. Removemos ligeramente y dejamos cuajar los huevos al punto que más nos guste (en este caso, unos tres minutos, o menos) teniendo en cuenta que si usamos una sartén de fondo grueso se puede retirar del fuego antes de tiempo ya que los huevos se acabarán de cuajar con el calor residual.
  7. Servimos y compañamos el revuelto con triángulos de pan tostado.

o0o

Las fotos:


Gírgolas


Ajos tiernos












Bon Profit! 

y ¡Feliz Primavera!


domingo, 3 de abril de 2016

CAFÉ ESPECIADO CON HIELO, ESTILO TAILANDÉS



Hoy propongo un café frío diferente, al estilo tailandés. Los lugareños lo llaman Oliang. Se trata de una mezcla de leche condensanda, hielos y café aromatizado con cardamomo.

Partiendo de la receta standard, o globalizada (ya sabéis que todas las recetas que se globalizan se suelen modificar, 'queriendo o sin querer', depende... ) me he tomado la libertad de hacer un par de variaciones, por una parte he hecho unos hielos de café, que no de agua, para evitar que el café quedara "aguado" y por otra, he añadido una "espumita" de café a lo Ferran Adriá, (pero sin sifón, of course) porque ese día me levanté creativa (risas).

¿Quién se anima a probar?

LA RECETA

Ingredientes (para 4 personas):  Café molido para hacer 3 cafeteras medianas de café / Agua / Leche condensada al gusto / 3 vainas de cardamomo (o ¼ cucharadita de cardamomo molido) / Una pizca de canela en polvo.

Recuerda que... 
· Los hielos y el café infusionado, se tienen que preparar con antelación, idealmente el día anterior, de esta forma solo nos llevará un minuto hacer la espuma de café en el último momento.
· Si eres sensible a la cafeína, puedes utilizar café descafeinado.

Puedes hacer variantes...
· Si no encuentras el cardamomo, sustitúyelo por la corteza de un limón y 3 o 4 clavos de especia.
· Si no te gusta la canela, puedes sustituirla por cacao en polvo.

Elaboración:

1.- Primeramente haremos una cafetera de café. Cuando el café se haya enfriado lo vertemos en una cubitera de hielo y lo congelamos. 





2.- Prepararemos 2 cafeteras más...






3.- Ponemos el café caliente en un recipiente o jarra de vidrio con las 3 vainas de cardamomo abiertas o rotas para que liberen aroma y sabor. Dejaremos infusionar las vainas y semillas en el café caliente durante unos 15 minutos aproximadamente. Pasado el tiempo probaremos y si el gusto 'alimonado' del cardamomo nos parece suficiente, colar el café en ese momento y reservalo hasta el momento de servir, de lo contrario, dejar el cardamomo en el café para acentuar su sabor y colar en el último momento.

Cardamomo.

4.- En el momento de servir, apartaremos una taza para hacer la espuma de café. 

***¿Quién ha dicho que los "sifones" son imprescindibles para hacer espumas? En muchos casos, el brazo eléctrico, es más que suficiente. Confieso que mi cocina es austera de cacharros ¡me agobian! Yo "necesito" ver mi cocina despejada para no bloquearme. Como se suele decir... "menos es más". Antes que acumular cacharrería inútil para hacer de vez en cuando alguna que otra "espumita" prefiero buscar alternativas como esta:

Espuma de café.- Batiremos una taza de café con el brazo eléctrico, hasta generar la espuma. Sin más.




5.- Seguidamente, ponemos una base de leche condensada al gusto, en un vaso. En mi caso poca, puesto que no soy golosa y además el café lo suelo tomar sin azúcar. Hay que tener en cuenta que la leche condensada es muy azucarada, pero si sois muy golosos podéis doblar la dosis .

Leche condensada.



6.- Verteremos sobre la leche condensada una parte de café especiado y añadiremos 3 o 4 cubitos de hielo.






7.- Por último, verteremos un poco de espuma de café y espolvorearemos un poco de canela en polvo como broche final.


Canela en polvo.

¡Que os aproveche!

*

lunes, 28 de marzo de 2016

TORRIJAS VARIADAS RELLENAS DE MERMELADA DE MORAS Y DE FLAN


Lunes de pascua, al fin. Atrás quedó la 'semana santa' con sus penitencias, ayunos, procesiones, sambenitos, clavos, espinas, pasos y lamentos, capirotes, peinetas ostentosas encajadas sobre el moño y turistas alucinando. 

Nunca me gustó el gore, ni los espectáculos de terror, ni las exaltaciones al oscurantismo. Los capirotes de las procesiones que recuerdan al ku klux klan siempre me han dado mucho miedo, no lo puedo remediar; igualmente, aunque los capirotes nazarenos tengan otro significado no menos "terrorífico", me provocan mucho rechazo. Así que yo prefiero la celebración pagana, antaño absorbida por la religión cristiana, que pretendía dar la bienvenida al buen tiempo, al calor, a los días más largos, a la fertilidad, etc. Sin más.
Hoy vengo con unas torrijas para celebrar la recién llegada primavera, aunque en nuestro caso, más bien vendría a ser una excusa con la que poder sorprender un domingo por la mañana a nuestros príncipes, princesas, reinas o reyes particulares de nuestra casa.

Os deseo un feliz lunes de pascua (festivo para nosotros) y que cada cual interprete la vida con sus costumbres y tradiciones, como (su) Dios le de a entender. ¡Amén!.  

LA RECETA

Ingredientes para 12 torrijas aprox.: 1 barra estrecha de pan, preferentemente del día anterior / 2 huevos / piel de limón rallada (puede ser de mandarina o naranja) / 2 tazas o 400 ml. de nata líquida o crema de leche / 2 tazas de aceite de girasol o aceite de oliva suave / 1 taza de azúcar blanco o azúcar moreno de caña / Un poco de canela en polvo // Relleno: Mermelada de moras / Flan de sobre (yo he usado Potax, pero puede ser otro.

Elaboración:

1.- El día anterior, haremos un flan, siguiendo las indicaciones del fabricante. Dejaremos enfriar y guardaremos en el frigorífico para que tome consistencia. Con el sobrante podréis hacer unos bocaditos de bizcocho y flan →  ver enlace de la receta.

o

2.- Cortamos el pan a rebanadas de ½ cm. las que queramos rellenar y a 1 cm. de grosor las que no. 


o

3.- Untamos de mermelada unas cuantas rebanadas procurando no sobrepasar los bordes y cerramos con otra rebanada de pan encima, como si fuera un bocadillo.  Todavía no habéis hecho mermelada de moras? ¡Ya  estáis tardando! 

o

4.- Y rellenamos otras rebanadas con el flan.

o

5.- Por otro lado batimos los huevos lo necesario hasta que tengan consistencia líquida.





o

6.- Rallamos superficialmente la piel de un limón y se la añadimos a los huevos batidos.

o

7.- Aparte vertemos en un plato hondo la nata líquida.

o

8.- Empapamos muy bien las dos caras de las rebanadas en la nata y las dejaremos reposar en una bandeja unos 10 o 15 minutos, para que suelten el exceso de líquido, antes de pasarlas por el huevo.

o

9.- Una vez que hayan reposado, las pasaremos ligeramente por huevo batido, vuelta y vuelta.

o

10.-  Y se fríen en aceite limpio (nunca usar aceite reutilizado ni freidoras) por ambas caras durante unos minutos o hasta que estén bien doraditas.

o

11.- Una vez fritas, las colocamos sobre unas servilletas de papel para que absorban el exceso de aceite y las dejaremos enfriar completamente.

o

12.-  Por último espolvoreamos ligeramente las torrijas con canela en polvo y las pasamos por azúcar. Es importante que las torrijas se hayan enfriado del todo antes de pasarlas por azúcar, para evitar que ésta se derrita por el calor.


Consumir preferentemente en el mismo día, o como mucho, al día siguiente, ya que el pan se va endureciendo con el tiempo y perderían jugosidad.


Torrija de mermelada

Torrija de crema

Torrija simple


Otras sugerencias, por si un día os apetece:

Torrijas de sobaos pasiegos
Torrijas de pan de molde rellenas de mermelada de fresa
Torrijas de brioche

¡Que os aproveche!

♥•♥