viernes, 18 de abril de 2014

TOSTADAS DE CHORIZO PICANTE Y QUESO AHUMADO AL HORNO


Espero que 'la iglesia' no me condene a ir al infierno por toda la eternidad por sugerir estas tostadítas de chorizo y queso en 'viernes santo'. Ay...! 

En otro tiempo la prohibición de comer carne se cumplía a rajatabla, ahora no tanto, pese a que en algunos sitios, la semana santa se sigue celebrando por todo lo alto. No importa que la gran mayoría no pise la iglesia durante el año (ironías de la vida), el caso es que la emoción y el folclore sobrepasan largamente a la devoción, una contradicción como otra. Y son días de bacalao, huesos de santo, y torrijas... donde se retrocede en el tiempo: procesiones, nazarenos, costaleros, capiruchos, pasos y lamentos, peinetas encajadas sobre el moño, mantillas y turistas flipando. 

Todo es respetable, que conste, nada tengo que objetar en el fondo; la cuestión es 'celebrar', que buena falta nos hace. ツ


Entretanto, mis primos Ana y Oscar de Galicia, vinieron con el peque a pasar unos diítas con nosotros y nos trajeron cosas tan ricas como este queso gallego de tetilla ahumado, mirar...



...y unos chorizos de matanza de mis tíos Antonio y Manuela ¡buenísimos! hechos por ellos. Que manos tienen... y que gracia me hace mi tío cuando lo oigo hablar gallego con acento andaluz... me encanta. 


LA RECETA

Rebanamos nuestro mejor pan, éste es de mi panadería habitual, ya sabéis que de momento no me he lanzado a hacer pan en casa todavía (debo ser de otro mundo), diga lo que diga la blogosfera culinaria, no es tan difícil encontrar obradores que hagan buen pan, de veras...




Ponemos un hilito de aceite de oliva en cada rebanada de pan... que tostaremos ligeramente en el horno precalentado a 180º durante un par o tres de minutos.



Mientrastanto cortamos el queso...




y el chorizo picante.



Ahora acomodamos el queso y el chorizo sobre las tostadas...


Y volvemos a poner la bandeja en el horno 2 o 3 minutos más o hasta que veamos que el queso empieza a derretirse. 



De acompañamiento unos pimientos de Padrón simplemente pasados por la plancha o sartén con dos o tres cucharadas de aceite de oliva, hasta que estén tostaditos... un pellizco de sal... y ya se que los pimientos fritos en abundante aceite están muy ricos... pero 'a la plancha' como estos, también lo están.



Aquí la tostada de chorizo y queso + pimientos de Padrón + popurrí de aceitunas con cebollita y pepinillos, para acompañar.
Espero os haya gustado.


¡Amén!


jueves, 27 de febrero de 2014

LA FOGASSETA / TORTILLA DE BUTIFARRA Y ALCACHOFAS ENTRE PAN


El jueves lardero (o dijous gras), por aquí, es sinónimo de carne, de cocas de llardons (chicharrones), de suculentas tortillas y de butifarras a tutiplén. Ya lo dice el refranero popular:  "Per Dijous Llarder botifarra menjaré"  "Per Dijous Gras, botifarra fins al nas".

Se tiene que notar que hoy es el día de la tortilla. Estas son las que tengo publicadas en el blog, por si un día os apetece alguna: 

... pero me faltaba la tortilla de butifarra y alcachofas o 'fogasseta' como se conoce esta preparación en el Baix Ebre ... mmmmmhhh...  es suculenta, deliciosa, e ideal para comer o merendar en la montaña el dijous gras.

En realidad, la tortilla de butifarra y alcachofas debe tener el mismo tamaño que la 'fogasseta' (tipo de pan de payés redondo, plano, pequeño y de corteza cuadriculada que solo se hace este día) pero como por aquí no tenemos este tipo de pan, he comprado uno 'de payés' diferente, algo más plano que el habitual y con menos miga; ya se que no es lo mismo, pero al menos se le parece :)

Espero os guste.

LA RECETA

Ingredientes (para 4 personas):  200 gr. de butifarra o salchichas de cerdo / 5 huevos / 2 alcachofas / 1 manojo de ajos tiernos de temporada o congelados / 4 fogassetes o pan de payés / aceite de oliva / sal. // 1 tomate maduro para untar el pan.

ooo

Primeramente le quitaremos a las alcachofas las pencas externas más duras, las cortaremos más o menos por la mitad y las rebanaremos.





Por otro lado, cortamos las butifarras en trozos pequeños.



En una sartén con 4 cucharadas de aceite, pondremos los ajos tiernos, las alcachofas y las butifarras troceadas. Rehogamos el conjunto durante varios minutos o hasta que las butifarras estén doradas y las alcachofas tiernas. 






Aparte, batimos los huevos con  ½ cucharadita de sal...



y mezclamos las butifarras, alcachofas y ajos tiernos rehogados.




Ponemos a cuajar la tortilla en una sartén antiadherente con 2 cucharadas de aceite. Al cabo de un par de minutos cogemos el mango de la sartén y lo 'zarandeamos' un poco; entonces cuando veamos que el fondo se desprende con facilidad, será el momento de voltearla con la ayuda de un plato grande o un 'tomba truitres', aunque las tortillas también se pueden cuajar en el horno perfectamente, evitándonos este paso.



El punto del cuajado depende de nuestros gustos, a mi me gustan las tortillas jugosas pero no crudas. Para asegurarme de que no esté cruda por dentro, utilizo este truco: cuando han pasado dos o tres minutos después de voltearla, pincho el centro de la tortilla con un tenedor y presiono un poco, como se ve en esta foto, si veo que el huevo todavía está crudo, la dejo uno o dos minutos más y listo.





Y a falta de 'fogasseta' (pan especial típico del Baix Ebre) nos tendremos que conformar con este pan de payés, con otra miga y otra corteza distinta, pero buenísimo también. ☺



Finalmente, untamos las dos rebanadas de pan con un tomate bien maduro, le ponemos una pizca de sal, un chorrillo generoso de aceite de oliva y nuestra súper tortilla de butifarra y alcachofas en medio. He aquí uno de los mejores 'bocadillos'. En serio. 



¡Ah...! que no falten naranjas para acompañar la fogasseta, tal y como se suele hacer en Aldover y Xerta. 
¡Ñam!


Que vagi de gust! Bon dijous llarder!


.o0o.

jueves, 20 de febrero de 2014

BACALLÀ A LA CATALANA / BACALAO CON TOMATE, HUEVO DURO, PASAS Y PIÑONES


Hoy traigo un plato clásico de la cuaresma y de los días especiales 'de casa nostra'. Existen variantes con alcachofas, guisantes y patatas, con menos tomate y más caldo, pero siempre con sus huevitos cocidos, pasas y piñones, como manda la tradición. Para mi gusto, mientras más sencillo lo hagamos mejor: Una salsa divina de tomate natural hecha sin prisa y con mimo... y unos cuantos frutos secos del país, son suficientes para hacer un plato de bacalao de matrícula de honor.

... y es que, lo más bueno no es necesariamente lo más complicado; 'lo más bueno es lo que está mejor cocinado dentro de su sencillez', que diría Josep Pla.

Así lo hago yo.

LA RECETA

Ingredientes (para 4 - 6 personas): 1 Kg. de bacalao en salazón previamente desalado // Salsa: 1 Kg. de tomates maduros / 1 pimiento verde / 1 cebolla / 2 dientes de ajos / ½ taza de aceite de oliva / 1 hoja de laurel / 1 cucharadita  de sal / 1 cucharadita de azúcar / ½ cucharadita de pimienta negra molida // Rebozado: ½ taza de harina (de trigo o de maíz 'maizena') // Acompañamiento: 50 gr. de piñones del país / 100 gr. de uvas pasas / 4 huevos /

Recuerda que...
· Puedes comprar el bacalao ya desalado o desalarlo en casa, para ello necesitarás más de un día: se deben sumergir las tajadas dentro de un recipiente amplio con agua, de 36 a 40 horas dependiendo del grosor con la piel hacia arriba e ir cambiando el agua al menos cuatro veces durante todo el proceso. //
· Es probable que la salsa de tomate reduzca, o quede seca, esto dependerá de la calidad de los tomates y de cómo 'juguemos' con los fuegos; el sabor será el mismo, pero si ocurre, añadir ½ taza de agua o caldo ligero, un poco antes de terminar. 

Elaboración:
1.- Pelamos y troceamos la cebolla y el pimiento.
2.- En una cazuela ponemos a calentar media taza de aceite, añadimos la cebolla, el pimiento y los ajos sin pelar, rehogamos durante unos diez minutos a fuego medio - bajo, removiendo de vez en cuando. Pasado el timpo añadimos los tomates lavados escurridos y cortados a cuartos 'sin pelar', la sal, el azúcar, la pimienta y el laurel. Elevamos el fuego al principio hasta que arranque el hervor, después volvemos a bajarlo y dejamos que el conjunto se cueza con un hervor lento pero suave y constante durante 30 o 40 minutos.
3.- Pasamos la salsa por el pasapuré (o colador chino) y la volvemos poner en la cazuela.
4.- Por otro lado ponemos los huevos un cazo con agua fría y cuando el agua empiece a burbujear, contamos 12 minutos de tiempo y los enfriamos rápidamente bajo el agua del grifo para evitar que se recuezan. Reservamos. En una sartén 'sin nada de aceite' tostaremos ligeramente los piñones y también los reservamos.
5.- Aparte, escurrimos y secamos los lomos de bacalao, los pasamos ligeramente por harina y los doramos brevemente en una sartén con ½ taza (o menos) de aceite. No es necesario que se hagan del todo, pues se acabarán de hacer luego con la salsa.
6.- Colocamos los trozos de bacalao en la cazuela con la salsa de tomate, añadimos las pasas, los piñones y los huevos cocidos cortados por la mitad. Dejamos que cueza 10/15 minutos más a fuego lento para mezclar sabores y servimos.
.o0o.

La Recapitulación:

Necesitaremos una cebolla, un pimiento, un par de dientes de ajos, unos buenos tomates naturales, sal, azúcar, pimienta, hoja de laurel y un poco de tiempo para hacer una deliciosa de salsa de tomate.







Mirar que aspecto más bonito va tomando la salsa...



Una vez terminada, es muy importante pasar toda la salsa por un pasapuré. Si queremos una salsa muy fina, la colaremos o pasaremos dos veces.  Yo soy muy 'fan' de este artilugio, pues nos permite 'colar' las pieles de los tomates una vez aprovechada toda su pectina (fibra natural) y mantener inalterado el color original de la salsa (recordar que los aparatos eléctricos de cocina dejan las salsas con un color 'naranja' feísimo). 



Consejo: Los huevos cocidos en 12 minutos se desprenden mejor de la cáscara que si los dejamos menos tiempo. Una vez cocidos hay que enfriarlos para evitar la aureola verdosa que se forma alrededor de la yema cuando se recuecen...


Los huevos se asocian con la fertilidad por coincidir la Pascua con la estación primaveral, estación fértil por excelencia. Así ha quedado establecido en toda Europa como símbolo de la Pascua. 



Pasamos el bacalao por un poco de harina y lo freímos en una sartén antiadherente con la mínima expresión de aceite.

El bacalao sigue siendo el 'rey de la cuaresma'.



Seremos generosos con los piñones y las pasas. Ya sabéis que las pasas soportan mal el fuego, por eso se añaden siempre al final. En cuanto a los piñones, siempre es agradable tostarlos ligeramente (como todos los frutos secos) para que desplieguen aroma y sabor.  



Por último dejaremos que el conjunto haga 'chup-chup' a fuego lento durante unos 10 o 15 minutos más para mezclar sabores...  y ya lo tendremos.





¿Repetimos? Venga va, acercar el plato... ㋡


Que vagi de gust!



(Sonando: Caro Emerald - 'Stuck '