sábado, 30 de agosto de 2008

ALBORONIA

La Alboronía, es un delicioso plato de tradición Andalusí. La palabra alboronía proviene del vocablo árabe al-baraniyya y significa “cierto manjar”. Era un plato de lujo que se comía en las grandes celebraciones y en bodas. El escritor Nestor Luján, periodista y gastrónomo dice que la alboronía es la madre de todos los pistos conocidos como el manchego, el madrileño, el bilbaíno, el tumbet mallorquín y la sanfaina catalana.
Esta alboronía es como la hacía mi abuela, con calabaza y garbanzos. Nuestro menú de hoy ha sido este: Alboronía de la abuela Josefa con huevo frito y acompañada de gazpachito. ¡Todo un lujo!

LA RECETA:

ALBORONIA
Ingredientes:
(para 3 personas)

1 cebolla
1 calabacín
1 berenjena
1 pimiento rojo
3 tomates maduros
1 trozo de calabaza (unos 200 gr. aprox.)
1 bote pequeño de garbanzos cocidos (unos 250 gr. aprox.)
1 cucharadita de pimentón De la Vera
2 dientes de ajo
1 cucharadita de perejil picado
1 hoja de laurel
1 pellizco de sal
1 pellizco de pimienta molida
Aceite de oliva

Elaboración:

1. Pelamos la cebolla y la troceamos a dados, también el calabacín, la berenjena (sin pelar) y el pimiento rojo despepitado.
2. En una sartén con 8 cucharadas soperas de aceite de oliva, ponemos a freír a fuego medio-bajo la cebolla, el ajo entero y el laurel durante unos cinco minutos.
3. A continuación incorporamos a la cebolla el resto de verduras: calabacín, berenjera y pimiento troceado, menos la calabaza que se la pondremos luego porque precisa de menos cocción. Freímos todo a fuego medio-bajo durante unos 15 minutos
4. Mientrastanto rallamos los tres tomates y lo freímos en una sartén aparte durante unos 15-20 minutos o hasta que el tomate pierda toda el agua y se haga como una pasta que se separe claramente del aceite, ese es el punto óptimo. Le añadimos un pellizco de sal y pimienta y una pizca de azúcar para la acidez y reservamos.
5. Volvemos a la cazuela de las verduras. Pasados los 15 minutos de cocción de las verduras le añadimos la calabaza troceada también a dados y la mantenemos unos 10 minutos a fuego medio-bajo. Salpimentamos.
6. Por otro lado, en una sartén aparte con cuatro cucharadas de aceite de oliva, salteamos con ajo y perejil los garbanzos limpios y escurridos durante unos tres o cuatro minutos. En el último momento le incorporamos una cucharadita de pimentón, removemos unos segundos y añadimos los garbanzos y el tomate frito a la cazuela de verduras.
7. Dejamos un par de minutos que se mezclen los sabores y servimos bien caliente.

LA FOTO:
Que aproveche!

.