viernes, 31 de julio de 2009

ARRÒS AMB LLAMÀNTOL DE MONTSE / ARROZ CON BOGAVANTE DE MONTSE

Me encanta el arroz con bogavante, pero nunca me he atrevido a hacerlo en casa porque no tengo el suficiente 'coraje' como para sacrificar al animal 'vivo', de todas formas tengo la suerte de poder degustarlo de vez en cuando en casa de mis amigos Montse y David.

Montse tiene muy buena mano para la cocina, ambas compartimos interés culinario y amistad desde que éramos unas adolescentes, por eso me hace mucha ilusión mostrar aquí su receta de arroz con bogavante y de paso,  unas cigalas encebolladas como aperitivo, que también nos hizo en su casa. Todo estaba realmente delicioso.

LA RECETA

Realización y estilismo: Montserrat Prat.

(Ingredientes para 5 personas)

Si os animáis a hacer la receta, sobre todo deberéis 'sacrificar' al bogavante empezando por la cabeza: clavar el cuchillo en la cabeza y hacerle un corte en vertical lo más rápido posible para evitar el sufrimiento del animal, jamás empecéis cortando el cuerpo y por supuesto jamás lo pongáis vivo en el fuego; tenerlo muy en cuenta.

Al llegar, el bogavante ya estaba 'sacrificado'. Mejor para mí, por aquello de ojos que no ven… corazón que no siente.

En realidad ésta receta debería estar redactada por Montse, así lo acordamos ya que ella es la autora, pero está claro que se le ha olvidado, porque ya se ha ido de vacaciones (acabo de llamarla por teléfono y así me lo ha confirmado) de manera que no me queda otro remedio que explicárosla yo misma; espero no dejarme ningún detalle...

Aquí está el sofrito, hecho con un pimiento verde, dos calamares grandes cortados en aros, dos dientes de ajos y dos tomates maduros en ese orden. Cuando el tomate estuvo casi hecho, le puso un pimiento morrón troceado (de los de bote o lata de conserva) y un bogavante grande también troceado. Un poco de sal y algo de pimienta.



El fumet lo hizo solamente con la cabeza del bogavante, su teoría es que como ésta es carnosa y muy gustosa, no es necesario añadirle nada más al fumet . Se hierve en un litro y medio de agua, aproximadamente durante media hora, contando el tiempo a partir de que arranca el hervor (durante ese tiempo es conveniente aplastar ligeramente la cabeza para que vaya soltando sabor) y salpimentar al acabar la cocción.




En la misma cazuela donde se ha hecho el sofrito, se echa el arroz (unos 450 gr. aproximadamente u 8 tazas pequeñas de las de café sin estar llenas del todo), se rehoga unos instantes y se añade el fumet caliente: el doble de líquido que de arroz, en este caso 16 tacitas pequeñas de caldo en el caso de que lo queramos seco;  Montse hizo un intermedio entre seco y caldoso y le puso doble de líquido y un poco más. Para acabar se rectifica de sal si hiciera falta y se deja cocer durante quince minutos a fuego moderado.
 


La cabeza que sirvió para hacer el fumet es la que se ve en la foto decorando la cazuela de arroz. Se espolvorea perejil picado y se deja reposar fuera del fuego cinco minutos más.



se sirve inmediatamente.




La ensalada para acompañar era de lechuga, tomate, zanahoria, col lombarda rallada y aceitunas, con su aliño de aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta.




De aperitivo, unas cigalas encebolladas.




En una sartén con un poco de aceite se pone a pochar con fuego lento una cebolla cortada a medias lunas durante unos 20 minutos y se reserva. A parte, en una cazuela con algo de aceite se sofríen las cigalas durante unos minutos, se les pone sal, pimienta, un vaso de vino blanco y se eleva el fuego hasta que evapore el alcohol (un par de minutos) se retiran, se colocan en un plato, se le añade por encima la cebolla pochada y se sirven.




El postre era de pastelería: Base de hojaldre con crema y frutas, acompañado de cava ‘La Suite’ Gramona, desde el aperitivo hasta el postre copa de cava. Gramona son unas cavas familiares de Sant Sadurní d’Anoia (Penedès) a las cuales se puede ir con cita concertada para visitar sus bodegas. A quien le pueda interesar, pongo aquí la web: http://www.gramona.com/web/index.html



Espero que os haya gustado las recetas de mi amiga Montserrat.


Bon profit!

8 comentarios:

Jo dijo...

food looks good

OLLES I SOMRIURES dijo...

Vaya comilona! A mi me pasa com a ti, no puedo verlos vivos. Mira te recomeniendo que los metas en el congelador y a sí no los ves sufrir, pueden estar días vivos en la nevera si no los congelas, te lo aseguro. Luego, pues como si fuera una gamba, una vez descongelado, pues ya no sientes los mismo. Es duro decirlo, pero es así. Salud!!!!

Miss Fluff dijo...

This looks so delicious! I wish I could read the recipe! :)

carmen rico dijo...

Pues que quieres que te diga Anna: que es una suerte tener una amiga como Montse que te haga ese arroz, así un poco meloso y potenciando el sabor del bogavante...Que pinta!!!
Un beso

BuenasMigas. dijo...

Olles... ¿Que tu congelas el bogavante vivo? Pues que muerte mas mala y mas lenta, por favor. Mal que mal prefiero un segundo de sufrimiento con el cuchillo, al menos la cosa es rápida. No congeles más al bicho, amor.



Besos para todas.

Carlos Dube dijo...

Hola Anna, acanbo de llegar y ya te vas. Espero que descanses y seas muy feliz. Bueno, me encanta la preparación de tu amiga Montse. Sencilla y deliciosa, aprovechñandose a tope, de los sabores del propio bogavante.

Es un poco diferente a otras recetas de arroz con bogavante que tenemos apuntadas, pero eso da igual. He probado este plato en un sin fin de sitios y teniendo en cuenta que no eran iguales, muchos nos han gustado por igual. Asi que no hay mas que ver la pinta. Extraordinaria.

Nosotros tampoco lo hemos hecho nunca, y en parte es por el propio bogavante y lo que cuentas. Te entendemos.

A pasarlo bien.

Un saludo.

Carola dijo...

Anna! que delicia!! felices vacasiones! Probare la receta dentro de un tiempo cuando los calorcitos asomen por aca.
saludos!
Carola

BuenasMigas. dijo...

Hola Carlos, dicen que el bogavante ha de morir justo antes de ponerlo en la cazuela, porque pierde gusto y no sé que jugos... en fin, ésta es una de mis asignaturas pendientes y mira que tengo ganas de hacer una receta mezclada entre la de Montse que me encanta y la de María Pimientos que ya conoces. Tengo ganas, pero tengo que atreverme, porque cuando pienso en el bogavante me entra un repelús... Un beso.



Carola! Es verdad, ahora estaréis ahí con frío, nunca caigo en que lo que os debe apetecer ahora son sopitas, ya vendrán los tiempos de las terrazas, de sol y arroz con bogavante. Un abrazo grande.