lunes, 11 de abril de 2011

POTAJE DE VERDURAS CON CHORIZO

Sigo sacándole partido a mi regalo-cesta de verduras de Almería (aquí). Lo primero que hice con ella fue un estofado , lo segundo 'escalivada' y lo tercero este potaje, parecido a lo que hice primeramente, pero algo más completo. No es que sea muy apropiado aconsejarlo ahora en semana santa porque lleva chorizo y ya se sabe que se debe guardar penitencia los días de cuaresma, pero podéis sustituirlo por bacalao y os quedará un potaje de vigilia de luxe.

Estos días la blogsfera está llena de recetas típicas de semana santa, lo que evidencia la fuerte influencia religiosa que tiene nuestra gastronomía. No quisiera yo que perdierais el cielo por comer chorizo, pero en cuanto podáis ¡probar este plato!

LA RECETA

Ingredientes para 5 o 6 personas: 1 cebolla mediana (200 gr.) / 4 tomates rojos (½ kg.) / 150 gr. de guisantes desgranados o 400 gr. en la vaina / 2 calabacines pequeños (300 gr.) / 4 patatas medianas (400 gr.) / 250 gr. de judías verdes / 300 gr. de espinacas o acelgas / 3 zanahorias (200 gr.)/ 150 gr. de buen chorizo cortado a taquitos / 1 litro y medio de caldo o agua / 1 atadillo de hierbas secas (laurel, tomillo, etc.) / 1 bote pequeño o 200 gr. aprox. de judías blancas cocidas / 1 bote pequeño o 200 gr. aprox. de garbanzos cocidos / 150 gr. de fideos del nº2 / 1 copa de coñac o ½ vaso de vino / 6 cucharadas soperas de aceite de oliva / pimienta / 3 c.p de sal o 2 pastillas de caldo.

Elaboración:

1.- Empezaremos haciendo un sofrito de cebolla y tomate. Pelaremos y trocearemos la cebolla y rallaremos los tomates.

2.- En una olla amplia pondremos 6 cucharadas soperas de aceite de oliva y sofreiremos la cebolla. Pasados 3 o 4 minutos añadiremos el tomate rallado junto con el atadillo de hierbas secas y dejaremos que se sofría durante 15 o 20 minutos.

3.- Mientras tanto desgranaremos los guisantes, lavaremos y trocearemos el calabacín, las patatas y las judías verdes. Y también lavaremos y le quitaremos el tallo a las espinacas.

4.-Antes de añadir las verduras al sofrito de cebolla y tomate le echaremos una copa de coñac o medio vaso de vino, dejaremos que evapore el alcohol durante un par de minutos y a continuación añadiremos el calabacín, la zanahoria, las patatas, los guisantes y la judía verde. Rehogaremos el conjunto durante 4 o 5 minutos más, verteremos el caldo o agua, llevaremos a ebullición, salpimentaremos y dejaremos hervir a fuego moderado unos 20 minutos. Mientras tanto lavamos y escurrimos las judías, los garbanzos y las espinacas. Transcurrido el tiempo también los incorporaremos a la olla junto con los fideos y el chorizo. Dejaremos que hierva 12 minutos, más otros 5 de reposo fuera del fuego y servimos.

La Recapitulación

Comenzaremos rallando los tomares y troceando la cebolla.

En una olla honda empezaremos a hacer el sofrito de cebolla y tomate.

Mientras tanto lavaremos y trocearemos las hortalizas, yo he puesto las que veis aquí, pero pueden ser otras.


Olvidé poner las patatas en la foto anterior junto con las otras verduras, pero aquí están.

Sofreímos brevemente los guisantes, las patatas, el calabacín y las judías verdes y añadimos caldo o agua.

Entretanto le quitamos el tallo a las espinacas. Aunque si queréis se le puede dejar.


Las espinacas frescas de bolsa, no hace falta lavarlas, suelen venir ya limpias (a veces no, hay que fijarse en eso). Son voluminosas, pero al ponerlas en la olla se reducen muchísimo.


Cortamos el chorizo a taquitos...

y echamos a la olla la pasta, las espinacas, el chorizo...

y también las legumbres: garbanzos y judías blancas previamente lavadas y escurridas.


Dejamos que hierva 10 o 12 minutos más...

y el resultado es un potaje suave, fabuloso, sin apenas grasa y sin haber utilizado pimentón ni ñoras porque en su lugar está el tomate y el chorizo.


Si queréis hacer menos cantidad, solo tenéis que reducir todos los ingredientes a la mitad, calcular bien las proporciones y poner especial atención a las medidas de agua o caldo y a la cantidad de fideos , ah, y recordar que los tiempos de cocción de principio a fin serían los mismos aunque pongamos menos ingredientes.
5 minutos de reposo para acabar, y a la mesa.


Os puedo asegurar que estaba buenísimo. Mientras escribo esto, lo estoy imaginando con bacalao junto con chorizo y/o jamón. Eso sería una 'herejía' en semana santa, pero lo dejo a vuestra elección.




Bon Profit!



(Sonando: REM - Losing My Religion - 'Perdiendo mi religión')

7 comentarios:

Mezquita dijo...

Prometo llevar la cuchara: ¿a que hora para comer?

Rico ricooooooo.....

Besiños!!!
Lau.

eu dijo...

¡¡¡ hereje ¡¡¡

Perderemos el cielo pero ese potaje tiene que estar de morir

BuenasMigas. dijo...


Hola chicas, hace unos días que lo hice y no caí en la semana santa, sino habría hecho un potaje de vigilia con bacalao, espinacas y huevo duro (mi versión) más correcto para la ocasión, pero bueno, con un poco de idea, éste también se puede adaptar a todos los gustos y demás experiencias religiosas :o)

Gracias Mezquita y Eu. Un beso.

Curra dijo...

Me encanta el bacalao pero como no estamos en Semana Santa me quedo con esta delicia que me va a saber a gloria bendita.
Un besote

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Yo me lo puedo llevar tranquilamente, no sigo demasiado las normas y te ha quedado buenísimo.
Besos.

Julieta dijo...

Maaaaaaaaaaaaadre mía qué pintaza!!!!!!!!!!!!!
Un besazo!

Paula dijo...

hasta a mi que no me gustan los garbanzos me ha encantado este plato ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
http://galletilandia.blogspot.com