martes, 14 de agosto de 2012

MERMELADA DE CIRUELA


Aprovechando que estamos en plena temporada de ciruelas, he preparado un tarro de mermelada igual que la que ya hice de frutas del bosque hace dos años ¿os acordáis? ... con azúcar, corteza de limón, canela y clavitos. Deliciosa. Espero os guste mi propuesta. 

LA RECETA

Ingredientes (para obtener ½ Kg. aprox. de mermelada): 1 Kg. de ciruelas / ½ Kg. de azúcar / piel de ½ limón o naranja o mandarina o lima (solo la corteza, sin la parte blanca / 2 clavos de especia / 1 rama pequeña de canela. 

Elaboración: 
1.- Pesamos las ciruelas, las lavamos las escurrimos y las deshuesamos. 
2.- Ponemos la fruta en una cazuela, añadimos el azúcar, la piel del limón, los clavitos de especia y la rama de canela. Mezclamos y dejamos que el conjunto se cueza a fuego medio – bajo, removiendo constantemente con una cuchara durante una hora y media o hasta que deje de tener consistencia líquida y quede como un jarabe.

Sin más.
*

Recapitulemos:

Se escogen unas ciruelas maduras y sanas.


Se pesan...



Se lavan bien bajo el agua del grifo, se escurren...



se deshuesan...



Se ponen en un recipiente junto con el resto de ingredientes...



... azúcar, piel de medio limón, dos clavos de especia y vara pequeña de canela.



Se mezcla todo y se deja cocer a fuego medio bajo con la olla destapada. 
No es necesario añadir nada de agua, veréis que la fruta enseguida empezará a soltar sus jugos.



Transcurridos 40 o 50 minutos aproximadamente, dejará de tener consistencia líquida y empezará a espesar, entonces se debe remover constantemente para evitar que la mermelada se pegue. Y se deja a fuego mínimo hasta que tenga una consistencia parecida a la de la foto derecha: 




El azúcar es un conservante natural; si se respetan las cantidades que he puesto (medio kilo de azúcar por kilo de fruta), la mermelada se mantendrá en perfecto estado durante dos o tres semanas, o incluso más, sin necesidad de hacer la conserva (me refiero al esterilizado y al vacío del tarro) 
Si quisierais hacer mucha cantidad, sí que os valdrá la pena hacer todo el proceso de la conserva, pero este no es el caso.




Unas tostaditas de pan...  un poco de mantequilla... y  nuestra 'super mermelada'.



Café o té ¡y a merendar!



La ciruela es rica en minerales y vitaminas A(mucha), C, B y E // El 80% es agua.
Me gusta hacer la mermelada de ciruela con la piel (rica en fibra y depurativa) por aprovechar al máximo las propiedades de la pectina, tan beneficiosa para nuestro organismo.

Bon Profit!
oOo 


(Sonando: MARLANGO - 'Dame la razón')

8 comentarios:

Miss Migas dijo...

A mi me chifla la de ciruela claudia pero esta nunca la he probado, qué rica rica!!!
Besotes

Carlos Dube dijo...

Recuerdo que de pequeño en mi casa siempre había dos mermeladas, la de melocotón y la de ciruela, había en casa gustos divididos, y aunque estas preparaciones no han sido santo de mi devoción, mi madre preparaba unas meriendas que me agradaban. El bollito de queso tierno con un toque de mermelada de melocotón, y panes como de leche con mermelada de ciruela y paté. Mmmmm

Menuda pinta tiene la tuya... No me explico con lo sencillo que es, como no se hacían en mi casa caseras.

Un saludo.

Teresa dijo...

Una vez que las haces en casa que se quiten las compradas!!
Yo las hago cada vez que tengo fruta fresca, mi debilidad es la de fresa, pero realmente le doy a todas!!
Esta te ha quedado fantástica, nunca la he probado dejando la piel y mira que tiene mucha fibra, pero en casa son un poco ratitos y luego no me la comen, pero estoy segura que a mí me gustaría, probaré con una ración pequeña la próxima vez!!
Besoss

Anónimo dijo...

Hola Anna!!

Me acuerdo q una vez de visita en casa de mis padres, nos trajiste mermelada de moras... Y estaba buenisima! Nos duró dos dias! Asi q probare en hacer esta y te cuento.

Un beso, Erika

BuenasMigas. dijo...

Miss Migas. Que buenas son las claudias, si no recuerdo mal hay dos clases, la normal y la claudia-reina, algo más pequeña que las otras pero dulcísima. La amarilla es algo distinta, un pelín menos dulce y más acuosa quizás...
Un beso.

·
Carlos. No todas las familias tienen el hábito de hacer mermeladas, pero seguro que la tuya hace otras cosas ricas que otros no tenemos por costumbre. Que bien te cuidan, vaya bollitos más majos te preparaba tu madre :o)
Un beso.

·
Teresa. Las mermeladas son un buen sistema para aprovechar esos restos de fruta que a veces no se acaban. A mi me gusta mucho endulzar los yogures naturales con mermelada casera, y si se le notan los trozos de frutas mejor. La piel de la ciruela apenas se nota, créeme, yo soy partidaria de ponerla, pero ya se que a muchos no les va este tipo de texturas, os sugiero pasar la mermelada por 'un chino’ a media cocción, antes de que empiece a espesar, así quedará más fina y se aprovechará una buena parte de las propiedades de la pectina que tiene piel.
Un beso.

·
Hola Erika, qué sorpresa, pensaba que ya te habías ido de vacaciones! Estas ciruelas me las dió el tío Manolo, a lo mejor a ti también te ha dado... La mermelada de moras que recuerdas tenía los mismos aderezos que ésta: canela, clavos y piel de limón; es el toquecito que nuestra abuela le ponía a las manzanas hervidas a los flanes y al arroz con leche ¿lo recuerdas?

Un achuchón para ti y otro para Xavi.

Anónimo dijo...

Hola Anna!, que gusto reencontrarme con tus recetas... y tus entradas didácticas...
Nunca hemos hecho mermeladas caseras porque le tenemos mucho respeto a las conservas, pero con tu receta igual me animo. En casa de mis padres nunca faltaban en el desayuno la de ciruela y la de melocotón con sus trocitos... qué buenas!. Nos ibamos al cole con una energía...
Un abrazo desde Palma,
Yerbabuena

Eu Bermejo dijo...

Yo este año estoy dudando si hacer o no mermelada, si finalmente me decido te copiaré lo del palito de canela.

Besos,

BuenasMigas. dijo...

Yerbabuena, yo también le tengo mucho respeto a las conservas, prefiero hacer poca cantidad y consumir enseguida... Si haces la mermelada ya verás como te saldrá buena, y si le pones una ramita de menta o yerbabuena por hacerle honor a tu nombre... mejor todavía.
Me alegro de que te sigas pasando por aquí,
Abrazos.
.
Hola Eugenia, no te lo pienses, coge unas cuantas frutas, ponlo todo en una ollita y ya está, no te va a dar nada de trabajo ya lo verás.
Merci guapa.