domingo, 31 de mayo de 2015

REVUELTO DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS, AJOS TIERNOS Y GAMBAS


Esta primavera hemos hecho bastantes revueltos aprovechando la temporada de los espárragos trigueros. Como ya dije en mi post anterior, el espárragos triguero (o silvestre) es un manjar escaso que solo se puede encontrar en el campo, pero no en el supermercado.

Espárragos trigueros o silvestres.


Los ajos tiernos de temporada son otra verdadera 'delicatessen'. En primavera están en su mejor momento, igual que los espárragos silvestres; de manera que si juntamos estos dos productos de temporada, con unos huevos frescos y un puñado de gambas... Se nos puede hacer la boca agua.

Ajos tiernos.

LA RECETA


Ingredientes (para 2-3 personas): 1 manojo de espárragos trigueros / 1 manojo de ajos tiernos / 15 gambas peladas (tamaño y precio según bolsillo)  / 5 huevos frescos / ½ cucharadita de sal / 4 o 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen / 1 pellizco de perejil / 8 rebanadas pequeñas de pan tostado para acompañar (opcional).

Recuerda que...
  • Puedes sustituir los espárragos trigueros por espárragos verdes de cultivo / · Los espárragos, las gambas y los ajos tiernos, se pueden adquirir congelados en cualquier época del año, pero nunca alcanzarán la excelencia del producto fresco.

Elaboración:

1.- Primeramente limpiaremos los ajos tiernos, para ello cortaremos las raíces y el tallo duro del otro extremo, conservando la parte verde tierna. Le quitaremos la primera capa que recubre el tallo y los troceamos. 







2.- Cortaremos la base dura de los espárragos (si la tuviese, normalmente todo es tierno), los lavaremos brevemente bajo el agua del grifo, los escurriremos, los secaremos y los trocearemos.



3.- Pondremos 4 o 5 cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén antiadherente y rehogaremos a fuego medio - bajo, los ajos tiernos y los trigueros durante unos 5 minutos aproximadamente. Si los espárragos fueran más gruesos deberemos alargar el tiempo hasta que estén tiernos.





4.- Seguidamente incorporamos las gambas y las rehogaremos durante un minuto o dos, según tamaño (evitar que se hagan demasiado).



5.- Batiremos los huevos con la sal...



... y los incorporaremos a la sartén.



6.- Removemos y dejamos cuajar los huevos al punto que más nos guste (en este caso, unos tres minutos, o menos) teniendo en cuenta que si usamos una sartén de fondo grueso se puede retirar del fuego antes de tiempo ya que los huevos se acabarán de cuajar con el calor residual.



7.- Espolvoreamos un poco de perejil picado en el momento de servir y acompañamos con unas rebanadas de pan tostado con aceite.



¡Que os aproveche!