martes, 12 de abril de 2016

REVUELTO DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS, AJOS TIERNOS Y SETAS


La primavera ha hecho acto de presencia y nos trae un nuevo calendario de productos típicos de estación: fresas, nísperos, guisantes, ajos tiernos, espárragos... entre otros muchos. Claro que hay verduras y frutas que se comercializan todo el año, pero su sabor es mucho más intenso cuando las consumimos en su tiempo.

Hoy haremos los honores a los espárragos trigueros o silvestres. Se llaman trigueros porque solían aparecer en los campos donde se cultivaba el trigo, sobre todo en Andalucía, pero podemos encontrarlos en zonas de pinos, encinas y olivos desde principios de febrero (aunque en nuestra zona empiezan a aparecer en enero) hasta primeros de junio.

Alrededor de este producto suelen surgir equívocos. No todos los espárragos verdes son trigueros. Los espárragos verdes (Asparagus officinalis) que encontramos en el mercado son de cultivo, igual que los blancos, la única diferencia es que se exponen a la luz solar cuando afloran de la tierra, de ahí el color verde característico que lo diferencia de los blancos. Los trigueros (Asparagus acutifolius), solo podemos encontrarlos en el campo. Son largos y muy finos. La diferencia con los verdes de cultivo tanto en lo visual como en el sabor, es considerable. Al ser silvestres obviamente tienen más sabor.


Recolectar un manojo de espárragos trigueros en un día festivo y en una zona concurrida, nos puede llevar media mañana; imaginar a qué precio se tendrían que vender... quizás por ese motivo los apreciamos más cuando tenemos la oportunidad de cogerlos nosotros mismos.

Espárragos trigueros o silvestres

LA RECETA

Ingredientes (para 2-3 personas): 1 manojo de espárragos trigueros / 1 manojo de ajos tiernos / 1 docena de gírgolas, champiñones u otra seta de temporada / 5 huevos frescos / ½ cucharadita de sal / 4 o 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen / 8 triángulos de pan tostado para acompañar (opcional).

Recuerda que...
Puedes sustituir los espárragos trigueros por espárragos verdes de cultivo.

Elaboración:

  1. Primeramente cortaremos la base o parte dura y leñosa de los espárragos (si la tuviese, normalmente casi todo es tierno), los lavaremos brevemente bajo el agua del grifo, los escurriremos, los secaremos y los trocearemos.
  2. Limpiaremos los ajos tiernos, para ello cortaremos las raíces y el tallo duro del otro extremo, conservando la parte verde tierna. Le quitaremos la primera capa que recubre el tallo y los trocearemos.
  3. Limpiaremos cuidadosamente las setas con un trapo humedecido para eliminar los posibles restos de tierra que puedan traer.
  4. Pondremos 4 o 5 cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén antiadherente y rehogaremos a fuego medio - bajo, los ajos tiernos, los trigueros y las setas durante unos 5 minutos aproximadamente. Si los espárragos fueran más gruesos deberemos alargar el tiempo hasta que estén tiernos.
  5. Batiremos brevemente los huevos con la sal y los incorporamos a la sartén.
  6. Removemos ligeramente y dejamos cuajar los huevos al punto que más nos guste (en este caso, unos tres minutos, o menos) teniendo en cuenta que si usamos una sartén de fondo grueso se puede retirar del fuego antes de tiempo ya que los huevos se acabarán de cuajar con el calor residual.
  7. Servimos y compañamos el revuelto con triángulos de pan tostado.

o0o

Las fotos:


Gírgolas


Ajos tiernos












Bon Profit! 

y ¡Feliz Primavera!


2 comentarios:

El Caldero de Nimue dijo...

Esta es, sin duda, una de mis combinaciones preferidas para un revuelto. ¡¡¡Qué ricura!!!

Oye, y a mi que me salen, habas, acelgas, manzanilla...silvestres en la huerta....¡¡pero espárragos ni uno!! Jjejeje.

¡Un abrazo!

BuenasMigas. dijo...

Con lo bien que te iría tener esparraguitos... pues no se, a lo mejor si plantas una esparraguera silvestre puede que el año que viene podrías recolectar unos cuantos, al menos para un revoltillo, y si no, ya sabes, al monte a por ellos! :)

Besos.