domingo, 2 de noviembre de 2008

CASSOLA DE TARDOR / CAZUELA DE OTOÑO

Este es un plato estacional que marca la entrada del invierno y la llegada de los primeros fríos ya que, la castaña es un producto típicamente de otoño y muchas familias iban antiguamente (ahora menos, pero también) en búsqueda de las castañas a los grandes castaños de los alrededores.

Esta es una receta tradicional. He escogido dos versiones de la misma: por un lado una de un recetario antiguo y por otro una receta de las cuineres de Sils. De ambas recetas he tomado lo que más me ha gustado  y le he añadido por mi parte, unas salchichas, unos níscalos (rovellons), la piel de medio limón y vino de Oporto. De esta forma, la original, llamada: “Costelló de porc amb castanyes” la rebautizaremos como “Cassola de tardor” o “Cazuela de otoño”. Os describo ya la ‘cassoleta’…


LA RECETA:

Ingredientes:
(Para 4 personas)

400 gr. de costilla de cerdo ibérico cortadas a dados
400 gr. de salchichas de cerdo o butifarra
250 gr. de níscalos
½ tacita de las de café de vino de Oporto (puede ser brandy)
1 cebolla mediana
½ Kg. de tomates (o 5 medianos)
La piel de ½ limón
1 hoja de laurel
16 Castañas
Aceite de oliva
1 ajo
1 cucharada de perejil fresco o seco
Una pizca de sal, pimienta y azúcar

Para la picada:
1 carquinyoli (o una galleta tipo María, aunque no es lo mismo)
7 avellanas
7 almendras
1 cucharadita de postre de perejil fresco o seco de bote
1 ajo pequeño
1 pellizco de sal

Elaboración:
1.-
Primeramente trocearemos la cebolla lo más pequeña posible y la rehogaremos en una sartén con 5 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-bajo durante unos 8-10 minutos o hasta que empiece a tomar color. Mientrastanto rallamos los tomates y los añadimos a la sartén. Le ponemos una cucharadita de las de postre de sal y otra de azúcar, una pizca de pimienta negra molida y la hoja de laurel. Lo mantenemos a fuego medio-bajo durante unos 25 minutos o hasta que toda el agua del tomate se haya consumido y quede como una pasta. Reservamos.
2.- Aparte herviremos durante unos 5 minutos las castañas previamente peladas. Las apartamos y las acabamos de pelar, quitándoles la piel fina amarillenta. Reservamos.
3.- En una sartén con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva ponemos un ajo trinchado junto con el perejil troceado, cuando empiece a tomar color le echamos los níscalos troceados y los mantenemos durante unos 3 minutos. Reservamos.
4.- Por otro lado ponemos en el mortero todos los ingredientes de la picada. Una vez hecho, le incorporamos al majado la ½ tacita de vino de Oporto y un vaso de agua o caldo suave. Removemos y reservamos.
5.- En una cacerola o cazuela de barro, ponemos 4 cucharadas soperas de aceite de oliva y rehogamos las costillas y las salchichas a fuego medio-alto hasta que estén doradas. A continuación le incorporamos a la cazuela el tomate y la picada que tenemos reservada, le añadimos las castañas previamente peladas y la piel de limón sin la parte blanca del interior y cortada a tiras muy finas. Reducimos la salsa unos 10 minutos a fuego medio.
6.- Por último le añadimos los níscalos. Dejamos unos cinco-seis minutos que se mezclen los sabores, retiramos y servimos.

LA FOTO:

En la cazuela...


...y en el plato.

Bon profit!

5 comentarios:

Carlos Dube dijo...

Jolín, vaya homenaje de productos de temporada... y el título que ni pintado. Si nos dan castañas también me gustaría hacer este plato porque la combinación de sabores me gusta mucho. Un saludo.

Dolorss dijo...

Pues vaya que no apetece ahora que empiezan los fríos un plato de estos.
Me ha gustado el que utilizases el carqiñoli para la picada.
excelente .
petons.

BuenasMigas. dijo...

Carlos y Dolors: Muchisimas gracias!!

Que bueno el carquinyoli para las picadas, verdad Dolors?

Un abrazo para los dos.

Carlos Dube dijo...

Los intenté (carquinyolis) buscar en Madrid, y no lo encontré (salvitxada). Quizás hacerlos yo??. Un saludo.

BuenasMigas. dijo...

Carlos, yo creo que te va a tocar hacerlos, incluyendo amplio reportaje, claro! No te queda otro remedio ;)