lunes, 10 de noviembre de 2008

REMENAT DE FONOLL / REVUELTO DE HINOJO

Del hinojo se aprovecha todo, podemos disfrutar de todas sus partes, hojas, bulbo, tallo tierno y semillas. Es una planta silvestre abundante en el mediterráneo. A mi me gusta mucho en las ensaladas y también en los caldos. Por el sur se le echaba al potaje, lástima que esta hierba aromática, prácticamente esté en desuso en la cocina actual pero todavía se mantiene en algunos lugares rurales donde se conservan aún antiguas tradiciones andalusíes.

Tenéis que probar sin falta esta receta del sur, que además tiene propiedades medicinales. Para los que no sepáis como sabe, el hinojo tiene un sabor entre dulzón y anisado que es el gusto que domina en este revuelto, que a mí me encanta.

LA RECETA:

Ingredientes:
(Para 2-3 personas)

1 bulbo de hinojo
4 huevos
1 calabacín mediano
Aceite de oliva
Sal y pimienta molida

Elaboración:
1.- Cortamos en láminas el bulbo de hinojo.
2.- Lavamos el calabacín y sin pelar, lo cortamos en rodajas. Las apilamos y cortamos a tiras.
3.- Ponemos el hinojo y el calabacín cortados ya, en una sartén antiadherente con seis cucharadas de aceite de oliva y salpimentamos.
4.- Cuando estén suficientemente tiernos, después de unos 15 minutos aproximadamente a fuego medio, le echaremos a la sartén los cuatro huevos batidos. Revolvemos todo y después de 2 o 3 minutos lo apartamos del fuego.
5.- Espolvoreamos con perejil fresco o seco y listo.

LA FOTO:

del hinojo protagonista.

y en el plato.

Buen provecho!

4 comentarios:

Dolorss dijo...

El hinojo siempre la he comido en ensalda, (el bulbo) así guisado no , pues creo que va siendo hora, esto para una cenita .
gràcies anna.

BuenasMigas. dijo...

Mi abuela a veces le ponia hinojo al potaje y suavizaba muchísimo la legumbre.
Gracias a ti, Dolors. Una abraçada

Carlos Dube dijo...

Nunca he probado el hinojo así, y lo pienso hacer. Estas vacaciones lo vendían en Vigo a 2€ el bulbo en una tienda de verduras selectas. Pues mira, podía haberlo comprado, fue el Miércoles y siempre teníamos nevera. Un saludo.

BuenasMigas. dijo...

Carlos, en las ensaladas refresca, y en los guisos suaviza y hace más digestiva la legumbre, osea, una joya vamos.