lunes, 30 de mayo de 2011

TARTA DE CEREZAS Y QUESO

Hoy traigo una  tarta de cerezas facilísima.  No se trata de la clásica Clafoutis francesa, ni tampoco de la tarta de queso que hace mi madre pero tiene  influencia de ambas. Es bastante ligera, lleva poco azúcar y no  le he puesto nada de harina. A mi me ha parecido deliciosa a ver que os parece a vosotros...

LA RECETA

Ingredientes para la base: 20 galletas (se puede sustituir por magdalenas, melindros, bizcocho o similar) / 100 gr. aprox. de mantequilla ablandada // Para el relleno de la tarta: 1 tarrina de queso cremoso tipo 'San Millán o Philadephia' / 300 gr. de cerezas / 200 gr. de nata líquida  o un brick pequeño / 3 huevos / 5 cucharadas soperas de azúcar.

Elaboración:
1.- Desmenuzamos las galletas, las mezclamos con la mantequilla hasta que nos quede como una pasta que aplastaremos bien en el  fondo de un molde.
2.- Trituramos con el brazo eléctrico todos los ingredientes de lo que será el  relleno de la tarta:  queso, nata,  huevos y el azúcar. Ojo, las cerezas no.
3.- Sobre la base de galletas y mantequilla que hemos preparado,  distribuimos las cerezas lavadas y deshuesadas. A continuación vertemos el relleno y horneamos a 180º durante media hora aprox. o hasta que comprobemos con una aguja o cuchillo que esté completamente cuajado.

La Recapitulación:

Aquí el ingrediente protagonista. Es tiempo de cerezas.




La mantequilla y las galletas son para la base. Y los huevos, las cerezas, la nata líquida, el queso y el azúcar son para el relleno.




Aquí deshuesando las cerezas... Si tenéis el artilugio específico para ello, estupendo, sino no pasa nada, usáis el cuchillo como he hecho yo, sin problemas.




Ablandamos la mantequilla, la mezclamos con las galletas desmenuzadas (ralladas o trituradas) y con la mano aplastamos bien  la mezcla de lo que será la base o fondo de la tarta. Por otro lado trituramos todos los ingredientes del relleno y...




acomodamos las cerezas... vertemos la mezcla de queso...



hasta  a cubrir más o menos  la mitad de las cerezas,  me gusta que sobresalgan un poco,  yo no las cubro del todo,  aunque me quedé un poco corta como podéis ver...   usé 2 recipientes o bandejas con un par de huecos a la altura de las asas y claro, se habría rebosado si llego a apurar más... Mirar:




Tras media hora en el horno a 170 o 180º...   Le Voilà...






Queda una suave tarta de cerezas con gusto a queso...(o tarta de queso con gusto a cerezas :o)  Deliciosa.







Bon Appetit!


..ooOOoo..


(Sonando: Noir Desir - Le Temps des Cerises 'El tiempo de las cerezas)

martes, 24 de mayo de 2011

EMPANADILLAS DE ATÚN AL HORNO

Hoy propongo  unas  empanadillas de atún como las hacía mi abuela, como las sigue haciendo mi madre y en consecuencia como también  las hago yo.  La única diferencia  es que mi familia las fríe en aceite y yo las hago al  horno  pero el relleno es idéntico, con ese sabor de casa de toda la vida... “porque siempre hay  cosas que se van repitiendo  en el tiempo”

LA RECETA

Ingredientes para 8 empanadillas: 1 paquete  de 280 gr. de obleas ‘La Cocinera’ -existen dos medidas, esta es la grande-  / 1 lata de atún  de aprox. 100 gr. / 2 huevos duros /1 pimiento morrón / 25 olivas rellenas de anchoas //  para pintar las empanadillas: 1 yema  de huevo // Para el tomate frito: 3 tomates de rama o de pera / ½ cebolla / 4 cucharadas soperas de aceite de oliva / sal, pimienta y azúcar.

Elaboración:
1.- Empezaremos haciendo el tomate frito, rallamos la cebolla y los tomates por separado y prepararemos una sartén con 4 cucharadas de aceite, siguiendo este orden:  primero  la cebolla , 2 minutos a fuego bajo procurando de que no se queme, a continuación echamos el tomate  junto con ½ cucharadita de las de postre de sal y otra ½ cucharadita de azúcar para que el tomate pierda la acidez,  añadimos un poco de pimienta y dejamos que se fría a fuego moderado  durante unos  10 o  12 minutos aprox.  Reservamos.
2.- En un recipiente amplio mezclamos el atún, los huevos duros (hervidos en agua durante 12 minutos), el pimiento morrón troceado, las olivas también troceadas y el tomate frito. Mezclamos.
3.- Con la mezcla anterior rellenamos las obleas de empanadillas, poniendo  2 cucharadas soperas sobre cada una de ellas. Tapamos con otra oblea tal y como se ve en las fotos, doblamos los bordes y las ‘pintamos’ con  la yema de un huevo para darle brillo.
4.- Engrasamos la bandeja del horno con unas gotas de aceite o mantequilla, encima colocamos las empanadillas y las horneamos unos 10 - 12 minutos a 180º hasta que estén doradas.

La Recapitulación:

Empezaremos rallando la cebolla y el tomate.





Lo pasaremos por la sartén...  primero la cebolla, prestando atención a la temperatura del aceite, hay que tener en cuenta que la cebolla rallada se quema enseguida y eso nos alteraría el sabor. Tras un par de minutos agregamos el tomate, salpimentamos  y dejaremos que se haga durante unos 10 o 12 minutos a fuego moderado.





Por otro lado troceamos el pimiento morrón (puede ser escalibado u otro tipo de pimiento fresco frito) y las olivas. En un cuenco amplio mezclaremos todo: olivas, pimiento, atún y el tomate frito de la sartén...




Y no nos olvidemos de los huevos duros. Una vez hervidos los enfriaremos bajo el agua del grifo, los trocearemos y los mezclaremos junto  a todo lo anterior.



Ya tendremos listo el relleno de las empanadillas.



Utilizaremos obleas grandes (paquete de 280 gr. de la marca 'La Cocinera') Aunque si os gustan más las pequeñas -paquete de 160 gr.-  no problem, con el mismo relleno os saldrán el doble (en nuestro caso, con la medida grande, dos cucharadas soperas de relleno  por cada  empanadilla sale 'clavado') A continuación cubrimos con otra oblea, doblamos los bordes hacia dentro y apretamos ligeramente con el dedo índice en cada doblez tal y como se ve en la foto.




Engrasamos la bandeja del horno con unas gotas de aceite... y pintamos las empanadillas con huevo: con la yema brillará mucho, con el huevo entero (yema y clara) brillará menos. Vosotros mismos. A mi me gusta más con  la yema sola.




Tras 10 o 12 minutos de horno a 180º (hay que ir controlando porque cada horno es un mundo) estará listo. Mirar...



Para el plato, para el tupper, para la bolsa de la merienda, para llevarlas de excursión,  de acampada... o a cualquier plaza de este país... 'en estos días'.





Bon profit!


..ooOOoo..


"Esta cancion va para ti... para los que estais aqui, para los ausentes,por tantos años, por acercarme a la certeza de que otro mundo es posible..."
(Sonando: ISMAEL SERRANO - 'Papá cuentame otra vez')

miércoles, 18 de mayo de 2011

PATATAS FRITAS CON BACALAO Y HUEVOS ESTRELLADOS


Este plato puede recordar al famoso ‘Bacalhau à Braz’ , más conocido aquí como ‘Bacalao Dorado’ pero  no lo es del todo,   ya que el  plato  original se hace  con patatas paja  y en casa  ese tipo de corte nos gusta, si,  pero no nos entusiasma;  preferimos las patatas fritas tradicionales, así que  el plato de hoy es exactamente eso:  patatas fritas con bacalao y huevos estrellados,  al gusto de mi casa,  pero  inspirado en el famoso plato portugués.


LA RECETA

Ingredientes (para 3 personas): 4 patatas medianas, 1 cebolla grande o 2 según tamaño / 200 gr. aprox. de migas de bacalao desalado /3 huevos /  Un puñado de aceitunas deshuesadas / ½ taza de aceite de oliva / Sal y pimienta.

Elaboración:
1.- Empezaremos desalando las migas de bacalao. Lo dejaremos toda la noche en un recipiente amplio totalmente sumergido en agua (Aclaro: Las migas se desalan en un solo día -o noche- sin necesidad de cambiar el agua, al contrario que las  piezas grandes que ya sabéis que necesitan más tiempo. Si os queréis ahorrar este paso,  la  opción más  práctica es comprar el bacalao ya desalado.
2.- Transcurrido el tiempo escurriremos el bacalao y lo apretujaremos con las manos para que suelte toda el agua absorbida.  Lo desmenuzaremos pellizcándolo  con los dedos, igual que si hiciéramos una esqueixada de bacallà’  y lo reservaremos.  
3.- Pelamos y troceamos las patatas y la cebolla.  Reservamos.
4.- En una cazuela amplia pondremos   ½ taza de aceite de oliva y pocharemos   la cebolla. Pasados 5 minutos agregaremos  las patatas, salpimentamos  y dejaremos que  el conjunto se haga  a fuego medio hasta que las patatas estén doradas.
5.- Retiramos el aceite sobrante de la cazuela,  añadimos el bacalao y las aceitunas, revolvemos un par de minutos y cascamos los huevos, los rebujamos bien  con las patatas  (2 o 3 minutos) y retiramos en cuanto se hayan cuajado. Servimos bien caliente.


La Recapitulación:

Aquí el bacalao en remojo. No tiene piel ni espinas, en las bacaladerías ya lo  venden cortado  así, especialmente para hacer la 'esqueixada' (ensalada de bacalao y pimientos) aunque para ahorraros este paso, como he dicho antes, podéis pedirlo ya desalado.




Pelamos y cortamos las patatas...



Cortamos la cebolla  'a medias lunas' un poco gruesas...



y la ponemos a freír un poco antes que las patatas (solo si la cortáis más fina, la echaréis junto con las patatas para evitar que se os queme)


A continuación incorporamos las patatas y cuando estén doradas retiramos el exceso de aceite.



Añadimos el bacalao...


...y las aceitunas.



Enseguida cascamos los 3 huevos sobre las patatas...



Revolvemos unos minutos... y ya lo  tendremos.



Os animo a que probéis esta cazuela.


Espero os haya gustado mi receta al estilo Bacalhau à Braz’. Un saludo a los amigos que visitan este blog desde Portugal.


Bom Apetite!





(Sonando: Caetano Veloso - Sozinho)

domingo, 15 de mayo de 2011

PASTEL DE GAMBAS CON PUERROS


La receta de hoy, es de mi  libro “Álava, Aquella Gran Cocina y su Innovación” . Lo conseguí    gracias  al concurso organizado por Apicius del Blog ‘La cocina Paso a Paso’ en noviembre pasado.  Tiene  unas ilustraciones magníficas. Su autor,  el gastrónomo Fernando Gonzalez de Heredia,   recoge en este libro  unas  bonitas fotografías de Álava y su provincia   con anécdotas de algunos personajes que dejaron testimonio de la gastronomía del  lugar. Es un libro  interesante. 


En el capítulo de Innovación del mismo, se encuentra  este Pastel de gambas con puerros. Receta original del Restaurante Dickens. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.


LA RECETA


(Transcripción literal)

Ingredientes: 400 gr. de Gambas / 8 Puerros (yo le puse 6 delgados)  / 6 Huevos / ½ litro de nata / 1 Cebolla / 1 diente de ajo / Perejil / Sal y pimienta.

Elaboración: Pochamos la cebolla, el ajo y perejil troceados muy fino, añadimos las gambas peladas, rehogamos y apartamos. Cocemos los puerros partidos en trozos de unos 3cm. Y reservamos. Mezclamos los huevos batidos con la nata (en el libro no lo pone, se debieron olvidar, pero en este punto salpimentamos) y añadimos el pochado. Untamos un molde rectangular con mantequilla y pan rallado, y añadimos por capas: primero pochado, puerros, pochado, puerros y, para terminar, pochado. Metemos al horno previamente calentado a media temperatura y al baño maría durante 45 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está perfectamente cuajado (comprobamos con una aguja). Dejamos enfriar de un día para otro y desmoldamos. 


Presentación: Se parte el pastel en trozos como lingotes de 1cm. Más o menos y se puede acompañar con salsa bísquet de cabezas de gambas, salsa de puerros o de guisantes.

La Recapitulación:

Aquí tenemos los  puerros (yo le puse 1500 gr. o 600 gr. de  la parte blanca), además de  la cebolla, ajos y perejil. 



Le quitamos  la parte más verde, los lavamos procurando que no queden restos de tierra entre sus láminas,  los cortamos en trozos de unos 3 cm.  y los cocemos al vapor durante unos 20 min. o hasta que estén tiernos.



Troceamos también varias ramitas de perejil fresco, una cebolla y un diente de ajo.



Ponemos 4 cucharadas soperas de aceite en una sartén y sofreímos la cebolla, el ajo y el perejil durante unos 10min. aprox. Mientras tanto pelamos las gambas, le quitamos el hilo intestinal y las añadimos al sofrito unos instantes,  procurando que no se hagan demasiado.



Batimos los huevos en un recipiente amplio...



Mezclamos los huevos con la nata y  salpimentamos.Añadimos también  el sofrito con las gambas y lo revolvemos. Embadurnamos un molde rectangular con mantequilla,  espolvoreamos con pan rallado (yo no tenía y le puse un poco de harina) a continuación vamos poniéndole al molde las capas alternadas: mezcla de nata, huevos y pochado con gamgas y capa de puerros.



Pochado, puerro, pochado, puerro, así se alternan las capas  hasta rellenar el molde del todo. Después lo colocaremos dentro de otro recipiente con agua para cocerlo en el horno al baño María...



y lo horneamos 45 minutos (yo lo tuve una hora pasada) 180º hasta que comprobemos con una aguja o cuchillo, que esté completamente cuajado. Dejamos enfriar y desmoldamos al día siguiente.


Cortamos lingotes de 1 cm. y servimos con medio tomatito tipo cherry y un poco de perejil para decorar el plato.  Se puede acompañar con mayonesa, o como dice el libro, con una salsa bisque de cabeza de gambas, salsa de puerros o de guisantes.





¡Que os aproveche!




(Sonando: Regina Spektor - 'EET')