domingo, 21 de septiembre de 2008

MANDONGUILLES AMB SÍPIA / ALBÓNDIGAS CON SEPIA

“La cocina catalana combina, sabiamente, productos del mar, la montaña y la huerta, fruto de la influencia del paso de distintas civilizaciones (romanos, griegos …) siendo muy típicos los platos llamados “mar y montaña” como el pollo con gambas de Palamós, el conejo con caracoles o las típicas albóndigas con sepia entre otras”.

Esta receta quizá sea la más conocida dentro de las consideradas ‘mar y montaña’ pero existen unas cuantas más que iremos haciendo poco a poco.

LA RECETA:

Ingredientes:
(Para 4 personas)

Ingredientes para la masa de las albóndigas:
400 gr. de carne picada (de ternera o cerdo o mezclada al 50%)
1 huevo
1 diente de ajo picado
3 cucharadas de pan rallado
2 cucharadas de leche
1 pellizco de sal y de pimienta
----------------------------------
Ingredientes para la picada:
5 gr de chocolate negro
1 diente de ajo pequeño
10 avellanas o almendras
1 cucharadita de perejil picado (fresco o seco)
½ cucharadita de canela molida (o 1 ramita pequeña de canela entera, en este caso sin majarla, claro).
----------------------------------
Resto de ingredientes:
2 Sepias medianas
Aceite de oliva
4 o 5 cucharadas de harina para rebozar las albóndigas
50 gr. de guisantes frescos o congelados
1 cebolla mediana
2 tomates pequeños y maduros
½ vaso de vino blanco
1 vaso de fumet de pescado, caldo o agua con ½ pastilla de caldo

Elaboración:

1. Cortamos las sepias en trozos medianos o a tiras y la ponemos en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva, freímos hasta que se evapore completamente el agua que pudiesen soltar y adquieran un color dorado. Reservar.
2. En un recipiente amplio mezclamos todos los ingredientes para la masa de las albóndigas.
Se forman pequeñas bolas, se rebozan con la harina y se doran ligeramente en una sartén o cacerola con 8 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio (se trata de dorarlas aunque no estén hechas por dentro, ya que después se acabarán de hacer en su salsa) Reservar. En el mismo aceite freímos durante unos 3 minutos los guisantes sin descongelar. Reservar.
3. Pelar y cortar finamente la cebolla y añadirla a la cazuela. A continuación se añaden los tomates rallados y se fríen junto con la cebolla durante unos 6-7 minutos a fuego medio. Seguidamente añadimos el ½ vaso de vino blanco, esperamos un par de minutos a que evapore el alcohol y añadimos el caldo, fumet o agua y lo dejamos hervir a fuego medio durante varios minutos mientras preparamos la picada: en un mortero majamos todos los ingredientes de la picada, añadiendo un poco de líquido de la cazuela para ligar la picada, mezclamos y la añadimos a la cazuela junto con la rama de canela. Dejamos hervir a fuego medio-bajo, es decir, que haga un 'chup-chup' suave y constante para evitar que se evaporen demasiado los líquidos, durante unos 10 minutos. Añadimos las albóndigas, la sepia y los guisantes reservados, mantenemos a fuego medio durante unos 10-15 minutos para que se mezclen los sabores y servimos bien caliente.

LA FOTO:

En la cazuela....
y en el plato

Bon profit!

5 comentarios:

Carlos Dube dijo...

Te felicito, porque la combinación y la pinta, es abosultamente deliciosa. Desde luego tengo tu recetario como una pauta a seguir en cuanto a la elaboración de platos nuevos. Me gusta mucho tu cocina. Un saludo.

Anónimo dijo...

gracias acabo de hacerlas, buena receta!

Anónimo dijo...

Geniales!
Hasta se parece con la foto.
Seguire tus consejos paso a paso.
ax

MABEL dijo...

Pues mira por dónde, casi 4 años después, publico yo este pedazo de plato!! Como ya te dije, no sabía quién era la fuente así que, ahora que lo sé, sólo me queda felicitarte por una receta tan rica.
Ah y gracias por tu comentario!!
Nos seguimos... ahora ya no te pierdo la pista jeje
Un beso.

Elsa dijo...

Mañana las hago en casa. Será mi comida de domingo. A ver si se parecen a las tuyas que tienen una pinta exquisita!!!